Que es la osmosis inversa

¿Qué es la ósmosis inversa?

Hoy vamos a hablar del proceso de ósmosis inversa, también veremos a través de una imagen las diferencias entre las ósmosis y la ósmosis inversa, y conoceremos más sobre su funcionamiento y usos.

¿Qué es el proceso de ósmosis inversa?

La ósmosis inversa es un proceso que a través de una membrana semipermeable permite eliminar la salinidad del agua y aportar el más alto nivel de purificación. A través de la misma, se consigue eliminar las partículas disueltas, y otras sustancias inorgánicas y orgánicas. Este proceso se produce gracias a la presión externa que se ejerce la cual se conoce como presión osmótica.

Diferencias Ósmosis Vs Ósmosis Inversa

A continuación, vamos a explicar brevemente en qué consiste la ósmosis y la ósmosis inversa. Pues bien, el proceso de ósmosis no es otro que el movimiento de moléculas a través de una membrana semipermeable, donde la membrana iguala la concentración a ambos lados. Por otro lado, el proceso de ósmosis inversa mejora el nivel de purificación del agua mediante la presión y haciéndola pasar por filtros, pre-filtros y una membrana semipermeable para igualar la concentración de los minerales y dejar atrás sustancias como la cal, nitratos, metales pesados o pesticidas, lo que aporta agua osmotizada y de gran calidad.

Aplicaciones y usos de la ósmosis inversa

Dentro de todas las aplicaciones de la ósmosis inversa, las principales son las siguientes:

  • Producción de agua en su estado más puro, ideal para todo tipo de industrias y sectores empresariales.
  • Para el tratamiento de vertidos salidos y como depuradora.
  • Para la desalación del agua del mar.
  • Permite un mayor uso del agua, ya que permite su regeneración y reutilización.

Algunas ventajas de los sistemas de ósmosis inversa

Por otro lado, en este artículo hemos visto conveniente también hablar sobre las ventajas de la ósmosis inversa, y sobre estos sistemas, vamos a comentar las 4 principales, las cuales son:

  1. Requieren de una cantidad mínima de energía.
  2. Ocupan poco espacio, por lo que pueden instalarse en cualquier lugar del hogar, negocio o industria.
  3. Se trata de un sistema que respeta el medio ambiente.
  4. Son automáticos, por lo que tan solo tendrás que solicitar revisiones periódicas para su buen mantenimiento a una empresa especializada.

Además de la ósmosis, existen otros sistemas que ayudan a mejorar la calidad del agua, como por ejemplo los diferentes tipos de descalcificadores que existen. Si actualmente quieres más información sobre este proceso u otro sistema de tratamiento del agua, no dudes en contactar con Aquapurif.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 18 =