plástico

LO QUE TODAVÍA NO SABEMOS DEL PLÁSTICO

Ya hemos hablado muchas veces del lado perjudicial del plástico, pero quizás no sabemos unos datos más concretos que nos hacen plantearnos lo peligroso que puede llegar a ser para el medio ambiente y si debemos seguir utilizándolo. Ciertos titulares nos hacen plantearnos si utilizar esta sustancia puede ser rentable si de verdad está destruyendo más que creando.

Cada año se produce una gran cantidad de plástico, aproximadamente 320 millones de toneladas lo que obliga a su degradación y a tener que eliminarlo, por lo que el mar aquí sale perjudicado.

Pero además de este problema…¿sabemos realmente de que está compuesto el plástico? Aunque no lo sepamos detrás de este material hay más de 600 aditivos que desconocemos y que muchos científicos nos confirman que pueden generar problemas en nuestra salud. Botellas, fiambreras, envasado de alimentos, productos infantiles… el plástico lo podemos encontrar en cualquier producto que obtengamos de cualquier supermercado. ¿Cuál es el componente más perjudicial que podemos encontrar en este material? La respuesta es el bisfenol A. En varios países este componente ha sido prohibido por como este puede perjudicar la salud, en España muchos productos cotidianos como productos de limpieza, latas de conservas y muchos más pueden contener esta sustancia.

Pero además de consumir este producto mediante los alimentos o el agua, ¿de qué forma podemos también cosumirlo? La respuesta es a través del aire, y es que en los lugares donde se fabrica este componente la presencia de enfermedades es aún mayor.

¿Podemos hacer algo para luchar contra el consumo del plástico?

Es importante que cada vez estemos más mentalizados con los materiales que se utilizan en la industria, aunque cada vez son más las empresas que deciden sustituir el plástico por otro material este sigue siendo el más utilizado, y es que todavía no somos conscientes de casos como el de una bolsa de plástico, de la que subestimamos el daño que puede causar. ”Una bolsa de plástico se fabrica en un segundo, se utiliza aproximadamente durante 20 minutos y tarda en degradarse de 100 a 400 años”.

Los consumidores no estamos expuestos a la receta química que da lugar al plástico. Pero si las empresas lo siguen comercializando y nosotros nos hemos acostumbrado a utilizarlo en productos cotidianos, ¿cómo afrontamos esta lucha? Mucha gente ya está adaptándose a la vida sin plástico, pero… ¿podremos hacerlo todos?

EL AGUA EN EL CANAL HORECA

Si tienes un negocio relacionado con el canal horeca, es decir, orientado a la gastronomía, debes saber cuál es la legislación actual respecto al agua, además de cuáles son los beneficios de ofrecer un agua ya filtrada a los clientes que visiten tu negocio.

En primer lugar…¿Qué queremos decir con agua filtrada?

Es aquella que se somete a un tratamiento en el que se eliminan del agua todas las sustancias perjudiales para la salud y la deja completamente limpia y la convierte en beneficiosa para la salud, eliminando sustancias que provienen del agua del grifo como son el cloro o los microplásticos. Proviene del suministro público o de nuestra pertencia y a través de un proceso de filtración se superan los criterios que se nos impone mediante la sanidad para poder consumirla y beber así agua de calidad.

¿Cómo se filtra esa agua?

El agua se filtra directamente desde el establecimiento, evitando así cualquier tipo de molestias que puedan producirse de desplazamiento o gestión. El agua deberá consumirse en el mismo momento por norma general. Se utiliza la maquinaria adecuada que nos proporciona esa calidad de la que carecemos en el agua convencional. Se precisará una pequeña maquinaria para esa filtración, esta no produce necesidad de mucho espacio ya que es pequeña y adaptable.

Pero además de por temás legislativos…¿por qué es importante ofrecer agua filtrada a nuestros clientes?

Se puede conseguir un ahorro significativo.

La compra a distribuidores de agua embotellada en muchos casos puede ser una pérdida de eficiencia económica en nuestro negocio. El agua que obtenemos propia o del suministro público filtrada en muchos casos es de mayor calidad que la embotellada, de hecho, muchas aguas embotelladas son agua del día a día filtrada mediante ósmosis. Además el agua obtenida por nosotros mismos es más barata que la que compramos embotellada a nuestros distribuidores. Siempre podemos ofrecer un agua en jarra y de mayor calidad en nuestro restaurante.

La imagen de nuestra empresa, algo a tener muy en cuenta en los tiempos que corren.

La imagen que proporciona una empresa se transmite mediante el boca a boca hoy en día. Los pequeños detalles son los que realmente marcan la diferencia a la hora de valorar un establecimiento. Hoy en día cualquier servicio de hostelería está expuesto a ser comentado en redes sociales o en aplicaciones como TripAdvisor. Por ello, tener un agua filtrada y poder ofrecerla a los clientes es una forma de diferenciarnos, proporcionando así nuestro recurso esencial para la vida, el agua, creando valores como un mundo más sostenible.

En Aquapurif disponemos de todos los productos necesarios para tener de una maquinaria de calidad que realice un correcto filtrado, si necesitas más información o tan sólo quieres estudiar un presupuesto sin compromiso sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros. Haz click en la siguiente imagen para más información:

 

 

LO QUE CREEMOS SOBRE EL CONSUMO DE AGUA

Son muchas las teorías que se nos plantean sobre el agua. Cada día nos hacemos preguntas sobre rumores que escuchamos o vemos aisladamente por Internet o por nuestros familiares. ¿el agua adelgaza? ¿modifica la digestión? ¿retenemos más líquidos? ¿es perjudicial tomar agua mientras comemos?

Cada una de estas preguntas tiene su respuesta, y es que no siempre es tan radical como lo que solemos escuchar, el agua siempre es saludable, es la sustancia más importante para la supervivenvia del ser humano y a la vez uno de los que más se malgasta.

El agua en general no adelgaza.

El agua, aunque sea una sustancia sin ningún tipo de calorías no hace que adelgacemos. El adelgazamiento ocurre debido a que nuestro estómago queda saciado si tomamos agua antes de comer, provando una disminución en nuestro apetito y como consecuencia, haciendo que comamos menos y tomemos una menor cantidad de calorías.

Bebiendo agua retenemos más líquido, el mayor error.

Esto es completamente falso, y es que ocurre todo lo contrario, lo que podemos llamar efecto rebote. ¿qué queremos decir con esto? Sin ingerimos poca agua o dejamos de consumir debido a que no queremos retener líquido, lo que ocurre es que el cuerpo activa el modo de autodefensa que hace que se liberen más líquidos y como consecuencia se retengan, por lo tanto, para no retener líquidos tenemos que hacer todo lo contrario, beber más cantidad de agua.

Comer con agua es perjudicial para nuestro organismo.

Otro gran mito que conocemos es el de que si consumimos agua a la vez que estamos comiento influye negativamente en nuestros jugos gástricos y con lo cual perjudica nuestra digestión.  Aunque tiene parte de razón no se puede afirmar que sea perjudicial para nuestro organimo, es decir, aunque si sea cierto que beber agua mientras comemos influye de una forma u otra a los jugos gástricos no hace que influya de forma negativa en la disgestión. De hecho, es recomendable añadir a nuestra dieta alimentos que tengan un contenido elevado de agua para así mantenernos también hidratados en la comida (ver listado de los alimentos que más agua contienen). Siempre será mejor comer con agua que con otro tipo de sustancias como refrescos o cerveza que producen el efecto contrario, provocan más sed. Además también tenemos que tener en cuenta que muchos de nuestros organos vitales necesitan el agua para su supervivencia, y el estómago también es uno de ellos.

Entonces, ¿cuál es la conclusión? Podemos consumir perfectamente agua durante la comida, pero siempre de forma pausada y relajada para que no haya síntomas perjudiciales. El consumo de agua es siempre recomendable, ya que es una sustancia vital para el organismo, éste está formado por alrededor de un 70% de agua y jamás podemos dejar de consumirla.

 

 

 

 

 

¿Cómo consumiremos agua en el futuro?

A día de hoy el consumo de agua se ha convertido en ”una forma fácil de desperdicio” que es muy habitual en cualquier hogar. Un espeluznante informe de la ONU nos deja ver que en 2030 nuestro planeta tendrá un déficit estimado de un 40%. Dejar el grifo abierto mientras nos lavamos los dientes, dejar que gotee el grifo y estar en la ducha más tiempo del que deberíamos son muchas de las acciones que realizamos a menudo y que causan  más problemas en la escasez de agua de las que creemos. Por ello, las asociaciones que se encargan del agua potable cada vez están intentando recordarnos de forma más contundente el problema que supondría que siguiéramos con este tipo de malgasto, y es que el agua es la sustancia más necesaria para la vida humana. En España la extracción de agua está llegando a su límite, algunas ciudades como Barcelona están sufriendo un alto nivel de sal en sus aguas.

Aunque la solución más fácil y útil sería tener una correcta administración del agua y tener un consumo responsable, ya se está empezando a investigar y a buscar soluciones para esta problemática que nos va a ver afectados en el futuro. Se han empezado a pensar algunas cosas sobre cómo administraremos nuestro mayor recurso en el futuro. Pero…¿cómo se hará? Estas son algunas de las alternativas que se están barajando en la actualidad:

1) Limpieza del agua sucia.

Actualmente están empezando a surgir tecnologías que podrían ayudar a luchar con la crisis del agua. Se ha empezado a barajar la fabricación de botellas con filtros para remover las bacterias y los virus.

2) Cambiar el agua salada por agua dulce.

La desalinización es una de las mejores alternativas que hasta ahora se han planteado, ya que podemos barajar mucha más cantidad de agua salada que de agua dulce. Los contras de este tipo de métodos son que se necesita mucha cantidad de energía barata y falta conseguir que el proceso sea del todo eficiente.

3) La recogida del agua de la lluvia.

El agua de la lluvia tiene ciertas características que hacen que sea utilizable y que se pueda consumir. No siempre el agua que proviene del cielo cae destilada, algunos fenómenos como la contaminación hacen que esta agua pierda la calidad que es necesaria para su consumo. Países como Alemania ya han empezado a utilizar la tecnología necesaria para poder recoger el agua de lluvia.

4) Ooho.

La técnica más revolucionaria ha sido de cambiar la forma en la que bebemos agua, esta forma de consumo es a través de las llamadas ”gotellas”, que sería una botella natural con forma esférica construida con alga y cloruro sódico, ya se utiliza en la cocina en la actualidad, pero podría convertirse en la forma más cotidiana del consumo de agua en el futuro.

 

No sabemos lo que nos deparará el futuro, pero además de buscar alternativas de consumo de agua tenemos que buscar la forma de cambiar nuestra actitud y aprovechar los recursos de forma responsable y pensando en los próximos años.

 

 

 

 

¿Qué es la cloración salina?

Si tienes piscina te habrás informado de cuáles son los principales productos de desinfección del agua, lo más probable es que hayas elegido los productos tradicionales sin saber con exactitud cuáles son las ventajas de los demás productos.

Hoy venimos  hablar de la cloración salina, primero vamos a explicar qué es con exactitud. La cloración salina es un tipo de producto de desinfección del agua, con este método se logra la formación de cloro en la misma piscina sin tener que añadirlo.

¿Cómo se consigue?

El proceso de realiza añadiendo sal al agua de la piscina realizándose un proceso de hidrólisis salina. No creeréis que el agua puede saber como la de la playa, y es que su concentración de sal es mucho menor pudiendo de esta forma conseguir que este tipo de cloración no sea perjudicial ni irritante para nuestros ojos.

¿Cuáles son las principales ventajas de este tipo de cloración?

Este sistema presenta algunas ventajas que hacen que se puedan diferenciar respecto a otros método de cloración, y es que este sistema lo que intenta es reciclar todos los elementos que utiliza en el tiempo siendo así más  sostenible, además tampoco genera productos con toxicidad como puede causar otros sistemas de cloración.

¿Y cómo es la experiencia?

Quizás penséis que es un poco raro que en una piscina haya sal y que incluso puede que no os guste, pero lo cierto es que estar en piscinas con estos sistemas, además de ser menos tóxicas y más sostenibles nos crea otros tipos de experiencias que no podemos dejar pasar como irrelevantes. Además del propio placer de pensar que nos encontramos en una playa, los baños con sal favorecen el bronceado de nuestro cuerpo y no destiñen los trajes de baños como suele pasar en la mayoría de las piscinas que utilizan produtos como el cloro para la desinfección del agua.

Consulta nuestros productos de hidrólisis salina sin compromiso

En Aquapurif tenemos una amplia gama de productos en la que entre ellos disponemos de productos de cloración salina doméstica, si quieres obtener información o simplemente quieres un presupuesto sin compromiso haz click en la siguiente imagen:

 

EL AGUA Y OTRAS BEBIDAS

Actualmente en el mercado tenemos mucha variedad de productos, y si es referente a bebidas, muchos más. A veces creemos que podemos hidratarnos con cualquiera de ellos, ya que todos ellos nos alivian la sed, o al menos eso creemos.

Algunas bebidas que utilizamos para hidratarnos son la cerveza y los refrescos. La cerveza aunque se beba fría no tiene capacidades para la hidratación, de hecho, su efecto es todo lo contrario. El consumo de cerveza produce un efecto diurético que tiende a producir una deshidratación en el cuerpo. De hecho, se recomienda que no se consuma cerveza a aquellas personas que hagan deporte y puedan necesitar hidratación.

¿Cómo pueden perjudicarnos los refrescos?

Los refrescos también son utilizados para refrescarnos. Creeemos que cuando tenemos sed, esta clase de bebidas nos la pueden aliviar, pero el caso es el contrario, son muy perjudiciales para la salud. Además este tipo de bebidas producen un factor riesgo a nuestra salud, ya que están compuestos por una gran cantidad de azúcar para nuestro organismo reemplazando además al agua libre de calorías y beneficiosa para nuestro organismo. Además de ser perjudicial por la cantidad de azúcares, estos pueden causar además otras enfermedades, como la obesidad o la diabetes. Cada vez son más los niños que se ven afectados por estas enfermedades. Además el consumo de estos tipos de refrescos hace que también se disminuya el consumo de leche, creando así otras enfermedades relacionadas con los huesos.

 

¿Y las bebidas que contienen cafeína?

La cafeína es un aditivo que se presenta en muchos refrescos en la actualidad, además de en el café. ¿Lo que no sabemos acerca de la cafeína? Esta nos puede producir problemas para la salud: podemos encontrar la escreción de calcio con la orina, tiene efecto diurético y además puede generar dependencia además de nerviosisimo, irritabilidad, insomnio y taquicardia.

Las bebidas deportivas

Creemos que las bebidas deportivas son beneficiosas para nuestra salud y lo cierto es que lo son cuando se ha ejercido deporte durante 90 minutos o más. Durante un entrenamiento normal no es necesario reponer las reservas perdidas. En estos casos sería preferible tomar agua pura, sin ningún tipo de sustancia.

Los zumos

El consumo de zumos proporciona una gran cantidad de vitaminas al organismo, y aunque no producen la misma hidratación que el agua su consumo es recomendable. Respecto a los zumos industriales (cualquiera que podamos conseguir en un supermercado) tenemos que conseguir que sean 100 % naturales, por ejemplo, el néctar trae en su mayoría una elevada tasa de azúcares.

 

El agua y los viajes

El agua también cambia cuando nos desplazamos de un lugar a otro. En determinados lugares, el agua es diferente a la de nuestro lugar de origen, y esto puede acarrearnos algunos problemas en nuestro organismo, tales como diarreas, estreñimientos o dolor de tripa. Por ello, tenemos que tener en cuenta algunos consejos antes de tomar agua procedente de países diferentes a los nuestros, sobre todo de los países que se encuentran en lugares exóticos. De las personas que visitan esos determinados lugares, alrededor de un 20-50% se ven afectados por la diarreas, que pueden producir situaciones embarazosas, molestias o incluso sufrimiento.

¿Qué debemos hacer?

Si estás pensando en desplazarte a algunos de estos países, lo primero que tienes que tener en cuenta es una preparación minuciosa de todos los alimentos que vas a tomar, qué es lo que llevan y el estado en los que se encuentran, tanto a simple vista como el estado de cocinado (qué tipo de agua lleva para su cocina), ya que la apariencia de los alimentos no es únicamente garantía de calidad y podrían estar también contaminados. Alimentos como la leche o los alimentos crudos  son más propensos a contaminaciones, así como algunas salsas como la mayonesa.

Todo esto no significa que no podamos consumir esos alimentos, tan sólo significa que tenemos que tener un cuidado especial e informarnos con qué tipo de agua han sido tratados para poder así consumirlos. Si tenemos cuidado, nos informamos bien y estamos especialmente atentos a estos tipos de alimentos más peligrosos, no tendremos por qué correr peligro en tener diarreas o estreñimientos.

Por último, disfrutar de un viaje a la vez que nos cuidamos puede ser la sensación más satisfactoria a la hora de viajar. ¡A pasarlo bien y a disfrutar de esos países exóticos tan preciosos de forma responsable!

 

 

El agua y el deporte

Como siempre decimos, el agua es vida, ya que esta es imprescindible para gozar de buena salud. Pero en algunos casos, el agua es más necesaria. Cuando llevamos al cuerpo a ejercer un esfuerzo mayor, como en el caso del deporte, nuestro cuerpo necesita una mayor cantidad de agua, ya que se produce una mayor pérdida de líquidos en nuestro organismo. El deporte en la actualidad se está covirtiendo prácticamente en una rutina diaria de muchas personas, y muchas veces dentro de esas rutinas no se tiene en cuenta el agua, o simplemente no consumimos la cantidad necesaria porque no nos damos cuenta.

Además de que el consumo de agua sea necesario, esta además de necesaria es beneficiosa para los deportistas. Pero…¿en qué beneficia tanto esta sustancia? El agua ayuda al cuerpo a utilizar los depósitos de grasa para convertirlos en energía y para eliminarlos mediante la orina. Además también goza de un efecto estético, ya que también nos proporciona un efecto estético mediante la hidratación de la piel y los músculos.

Especialmente en los deportes recurrimos al agua cuando se produce una sensación de sed. Tenemos que tener esto en cuenta, ya que nunca hay que llegar a que se produzca esa sensación de sed para beber agua. Especialmente en el deporte, se recomienda el consumo de agua antes del ejercicio, es recomendable el consumo de medio litro de agua antes de realizar funciones deportivas, además de beber poco a poco a medida que se suda. Si un deportista no se hidrata bien durante el ejercicio se pueden producir lo que llamamos la crisis hipertérmica que incluso puede llegar a matar al atleta.

¿Cómo sabemos si estamos bien o mal hidratados?

Una de las formas de comprobar si nuestro organismo goza de la cantidad suficiente de agua es a la hora de la orina. El color que esta presenta nos puede decir de forma concreta si estamos o no bien hidratados. Si esta presenta un color más claro entonces probablemente nuestro cuerpo presenta una correcta hidratación, mientras que si esta se presenta de un color más oscuro significará que nuestro cuerpo no tendrá la cantidad suficiente de agua para mantener limpio nuestro organismo.

El agua y los ancianos

El agua es imprescindible para todas las personas, pero especialmente es importante para aquellas que tienen una edad más avanzada. Pero pensaréis, ¿por qué? Concretamente hay una serie de causas por las que un grupo de personas como los ancianos necesitan de un mayor control en la hidratación que tiene que tener en su día a día. Por si no lo sabías nuestro cuerpo está formado aproximadamente por un 70 % de agua, pero cuando vamos teniendo una edad más avanzada se va reduciendo este porcentaje, por lo que el consumo de agua debe ser mayor para que no se produzca una deshidratación. Por ello, hay que tener una dieta en la que haya unos altos contenidos de agua, como frutas, vegetales, pan… Además conforme se va incrementando la edad también se reduce la sensación de sed, es decir se nota menos la deshidratación que las personas de menor edad si notan, ¿a qué se debe esto? Esto sucede porque los mecanismos hormonales son menos sensibles a la cantidad de líquido del organismo. Por ello, siempre tenemos que intentar que, si tenemos un familiar o amigo de avanzada edad, debemos aconsejarlo sobre la cantidad en el consumo de agua que debe tomar.

Otra de las causas por las que también tenemos que hacer hincapié en el consumo de agua es por la presencia de incontinencias urinarias que sufren muchos de nuestros mayores, por lo que se produce una mayor pérdida de líquido en nuestro organismo.

Con el correcto consumo de agua, además de presentar una correcta hidratación también se producen otras ventajas que habría que tener en cuenta:

  • Mejora las condiciones cardiovasculares.
  • Ayuda a prevenir los cálculos renales.
  • Mejora la nutrición de la piel.
  • Ayuda a la disgestión y previene el estreñimiento.
  • Favorece la agudeza mental.
  • Reduce la sensación de fatiga.

Pero…¿cómo sabemos si nuestros mayores están llevando una hidratación de forma adecuada? Los síntomas que puede presentra un anciano cuando está deshidratado son una escasa lucidez mental, cefalea, piel laxa, sensación de fatiga, boca seca y sed. Si notamos alguno de estos síntomas debemos ofrecer una mayor hidratación diaria.