MOJARSE EN VERANO PARA REFRESCARSE

Siempre estamos hablando de lo importante que es hidratarse para evitar los golpes de calor, pero… con sólo hidratarse…¿es suficiente? Además de beber agua también es importante tomar ciertas medidas para mantener la temperatura corporal. Entre las medidas que podemos tomar encontramos las de mojarse el cuerpo.
Antes de nada…¿Por qué ocurren los golpes de calor?
El golpe de calor ocurre cuando la temperatura del cuerpo supera los 40 grados, produciendo así una incapacidad para sudar debido a un fallo del sistema termorregulador del organismo.

Por eso, además de la hidratación permanente, se recomienda refrescarse con agua fría.  Las muñecas y la nuca son zonas del cuerpo que se recomienda mojar ante la sensación de calor, ya que como las venas y arterias que pasan por allí están más cerca de la epidermis, se refresca la sangre en circulación y, en consecuencia, la sensación de alivio y frescura se traslada al resto del cuerpo. Esta acción es también recomendada para quienes realizan ejercicio físico en meses de verano.

 

 

Además de para regular el cuerpo, mojarse la nuca y las muñecas antes de irse a domir favorece el sueño y facilita la superación de las calurosas noches de verano.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *