Los vecinos de Venta Quemada llevan ocho meses sin agua potable

En el anejo de Venta Quemada en Cúllar llevan ocho meses sin poder beber agua del grifo ni usarla para cocinar. Según explican desde el Ayuntamiento de Cúllar a las personas residentes, las analíticas mostraron que un herbicida llamado Terbutilazina contaminó el pozo de abastecimiento de esta población en febrero de este año y en los últimos muestreos de agua, si bien el herbicida ha descendido a niveles aceptados por la legislación, los elevados valores de nitratos no permiten aún declarar el agua como potable.

Una vecina de este añejo, Amaranta García, ha denunciado públicamente la situación de sus convecinos unos 90 durante el año, población que se multiplica durante el verano. Amaranta García sabe de lo que habla pues es licenciada en Ciencias Ambientales y doctora en Ciencias Biológicas y comenta que a los vecinos se les ha informado escuetamente del peligro para la salud de esta sustancia, pero sin detallar que se acumula en los órganos grasos del cuerpo, que puede producir diarreas o alergias, ni que se considera un disruptor endocrino, es decir, puede provocar alteraciones hormonales graves.

“Tampoco se le ha explicado que los nitratos, que pueden provenir de la contaminación del agua por residuos de ganado o por abuso de fertilizantes, se pueden metabolizar a nitritos en el cuerpo humano, pudiendo producir enfermedades como la metahemoglobinemia, muy peligrosa en menores de edad. También pueden transformarse en nitrosaminas, demostrados agentes cancerígenos”, señala García.
No es la primera vez que esto tipo de contaminación del agua potable se da en Andalucía, episodios de contaminación por Terbutilazina, o su predecesor, actualmente retirado, la Simazina, se han producido en muchas ocasiones en nuestra Comunidad Autónoma, así los embalses de Peñaflor (Sevilla), el Chanza (Huelva) el Dañador o el Guadalmena (ambos en Jaén), siendo el caso más conocido la contaminación del pantano de Iznájar (Córdoba) en 2005, que afectó al suministro de agua potable de más de 250.000 personas durante cinco días. Para eliminar la contaminación se instaló una tolva de dosificación de carbón activo para retirar el herbicida disuelto en el pantano, lo que demuestra, por otra parte, que en muy poco tiempo es posible descontaminar una gran masa de agua, refiere Amaranta.

“A raíz de este sonado episodio, por decisión del gobierno central, se prohibió durante un año la utilización de este producto, supuestamente hasta que la Comisión de Evaluación de Productos Fitosanitarios emitiera un informe y resolviera las medidas a adoptar. Si tales medidas se han aplicado consistentemente lo desconocemos, pero en cualquier caso no han resultado en absoluto efectivas, pues se siguen repitiendo sucesos similares.”

Personas llenando agua en la fuente para dar de beber a los animales
Personas llenando agua en la fuente para dar de beber a los animales / J. U.
Esta vecina indica que en el caso de Venta Quemada “no se conoce el foco de contaminación, ni se ha investigado, ni se están buscando medidas para evitar que vuelva ocurrir; sólo se está pensando en cómo solucionar el problema a posteriori. Además esa solución se está demorando de forma inaceptable, no se sabe si por negligencia de una administración u otra, pero mientras dirimen han transcurrido ya varios meses. Por otra parte, la solución de abastecimiento implementada tampoco es acertada desde un punto de vista medioambiental ni económico.”

Amaranta considera que el problema de salud pública de este núcleo rural no está siendo considerado en su justa dimensión, ni se está comprendiendo suficientemente la gravedad del hecho de que está comprometido algo tan básico como es el acceso a agua y alimentos sin venenos. “Es un hecho que el empleo masivo de insumos químicos en nuestros campos está amenazando la salud de las personas y los ecosistemas. Frente a este abuso, consentido por las administraciones competentes, sin que se haya sabido promover alternativas, la población está desprotegida”.

El alcalde de Cúllar, Alonso Segura ha indicado a Ideal que históricamente este pozo de abastecimiento a venta Quemada ha dado problemas de contaminación. Actualmente los índices han bajado pero Sanidad sigue indicando que el agua no es apta para el consumo humano ni se puede usar para cocinar. Periódicamente el ayuntamiento manda pallet con botellas de agua que son repartidas por el alcalde pedáneo. No obstante la solución que el ayuntamiento tiene previsto adoptar es la instalación de filtros de carbono para lo que es necesario una inversión de 25.000 euros. Alonso Segura, manifiesta que el Ayuntamiento ha presentado tres proyectos a la Diputación de Granada, dentro del Programa de Inversiones Financieramente Sostenibles, por un montante total de 68.000 euros. Si logra que se aprueben los tres proyectos presentados, también se van a instalar sistemas de radio control en los distintos depósitos del término municipal y mejorar la captación de agua de Venta Quemada que también abastece a Pulpite y cuyo sobrante llega a Cúllar.

El alcalde de Cúllar también se ha reunido con la diputada provincial, responsable del ciclo integral de agua, para abordar los problemas que hay en el municipio cullarense relacionas con el agua potable.

Por si parte el alcalde pedáneo de Venta Quemada, Domingo Torres, ha manifestado que los vecinos están cabreados porque son ya muchos meses, sin poder utilizar el agua del grifo. “ Sobre todo las mujeres, son las que más enfadadas están, porque a veces se equivocan y poner agua del grifo para guisar la comida y cuando se dan cuenta, tienen que tirarla y volver a empezar: Yo sé que el Ayuntamiento está sobre el problema, pero va pasando el tiempo y no llega la solución”, sostiene el alcalde pedáneo de Venta Quemada.

Noticia extraída de: http://baza.ideal.es/comarca/noticias/201609/14/vecinos-venta-quemada-llevan-20160914122054.html

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *