Esta pequeña desalinizadora sólo necesita el vaivén de las olas para poder funcionar

Siguen los avances destinados a conseguir abaratar el proceso de desalinización del agua del mar. El mes pasado os hablamos de un nuevo desarrollo para hacerlo más eficiente, y ahora dos estudiantes de la Universidad de Carolina del Norte, Justin Sonnett y Chris Matthews, creen haber hallado un proceso aun más económico y accesible.

Se trata del Swell Actuated Reverse Osmosis System o SAROS, un sistema de desalinización a pequeña escala que ha sido creado pensando en aquellas personas que no tienen acceso al agua dulce o que necesiten diversificar su suministro. Es un sistema pequeño, que se puede colocar en una zona u otra del mar con relativa facilidad y que sólo necesita la oscilación de las olas para funcionar.

SAROS y el movimiento de las olas del mar

Saros How It Works Graph

SAROS está compuesto por una base con boyas para flotar sobre el mar y un péndulo que oscila con el oleaje. Los movimientos del péndulo alimentan un sistema de propulsión que bombea el agua a alta presión a través de una membrana de ósmosis inversa. Esta membrana emite un agua potable que es almacenada en unos tanques hasta que los propietarios del sistema lo sacan del mar.

Para alimentar las desalinizadora convencionales primero hace falta generar una alta cantidad de electricidad. Los creadores de este sistema insisten en que es más ecológico y económico precisamente porque la energía la obtiene del mismo océano cuya agua va a procesar. Además, al ser un sistema más pequeño su precio también es más accesible.

Actualmente el equipo se encuentra desarrollando un segundo prototipo de SAROS, pero ya con el primero dicen ser capaces de producir unos 2000 galones de agua al día, unos 7570 litros. El sistema tiene una esperanza de vida de alrededor de 10 años, y su precio es de unos 23.000 dólares, unos 21.400 euros al cambio.

La idea de estos dos estudiantes es tener listo su nuevo prototipo a principios del 2016, y ser capaces de empezar el proceso de producción de su invento durante los dos próximos años. Para ello están buscando en su página web la colaboración de otros investigadores, organizaciones y socios estratégicos para sacar adelante su proyecto.

 

Consulte la noticia original aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *