Cervezas, cócteles y combinados: ¿Cuánta agua se pierde cuando nos emborrachamos?

El agua, elemento vital para el funcionamiento de La Tierra, y cuya distribución es sobradamente conocida: 96,5% en los océanos, 1,74% en los glaciares y casquetes polares, 1,72% en acuíferos, permafrost y glaciares continentales, y 0,04% repartido entre lagos, humedad del suelo, atmósfera, embalses ríos y seres vivos, donde nos encontramos los seres humanos. Aunque visto así parezca insignificante, nuestro cuerpo está compuesto entre un 55% y un 78% de agua dependiendo de las medidas y la complexión. Numerosos expertos han afirmado en incontables ocasiones que el cuerpo necesita alrededor de 2,5 litros diarios de agua, absorbida en comidas y bebidas. Pero,¿sabes cuánta agua perdemos cuando consumimos alcohol?

Por cada 250 ml ingeridos de bebida alcohólica el cuerpo expulsa entre 800 y 1.000 ml de agua

Partiendo de que al consumir bebidas alcohólicas también estamos ingiriendo agua, la cantidad adquirida es considerablemente inferior a la perdida cuando nos encontramos en un estado de embriaguez. Los seres humanos perdemos agua continuamente a través de la piel y la respiración, cerca de 700 ml al día. Otros 100 ml se eliminan en las heces, alrededor de 1,5 litros en la orina y 200 ml en la transpiración normal (los 2,5 litros que necesitamos); Esto sin tener en cuenta que el ejercicio y el aumento de temperatura aumentan la transpiración, la pérdida de agua y, por consiguiente, la necesidad de líquido (¿Cuánta agua necesita un futbolista para disputar un partido?).

Cuanto mayor sea la presencia de agua en nuestro cuerpo mayor será la dilución del alcohol

Con todo ello, es bien sabido además, que cuando bebemos alcohol la tendencia a orinar aumenta, induciéndola en los 20 minutos siguientes. Este hecho se debe a que el consumo de alcohol inhibe la hormona antidiurética, ocasionando que se expulse más líquidos de los ingeridos y que la producción de orina aumente en 10 ml por cada gramo de alcohol ingerido. Entonces, ¿orinar no libera el alcohol? La respuesta es no. Para eliminar el alcohol de nuestro cuerpo, los órganos implicados (hígado y riñones) requieren de una gran cantidad de agua, con lo que recurren al cerebro, compuesto por un 80% de agua para reponer sus propias pérdidas. Así pues, por cada 250 ml ingeridos de bebida alcohólica el cuerpo expulsa entre 800 y 1.000 ml de agua.  Es decir, se pierde cuatro veces más líquido del que se gana, produciendo una deshidratación y la posterior resaca. En total, hablamos de una cifra equivalente al 1% del peso corporal.

Está demostrado que las bebidas con un contenido igual o mayor a un 4% de alcohol (una cerveza está en torno al 4,5%) retrasan el proceso de recuperación por el ya mencionado efecto diurético. Por lo tanto, cuanto más alcohol se ingiere, más aumenta este efecto y peores son las consecuencias al día siguiente. Con independencia de la proporción, el alcohol etílico es soluble en agua, por lo que cuanto mayor sea la presencia de agua en nuestro cuerpo mayor será la dilución del alcohol y, por ende, menor su concentración en sangre.

Pero que nadie se equivoque, aunque la hidratación es fundamental para evitar pérdidas de agua notables, beber mucha agua antes de hacer lo mismo con el alcohol no evitará que nos emborrachemos, pues la cantidad de alcohol que se ingiere es directamente proporcional a la intensidad de la resaca. Ahora toca hacer memoria y echar la cuenta de cuántas cervezas, cócteles y combinados nos hemos tomado este verano. ¿Cuánta agua habremos perdido en total?

Noticia extraída de: http://www.iagua.es/blogs/laura-f-zarza/cerveza-cocteles-y-combinados-cuanta-agua-se-pierde-cuando-nos-emborrachamos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *