Fuente: www.ecoosfera.com

Es como una ficción. El invento del investigador del Instituto Politécnico Nacional Sergio Rico, nombrado por la revista Discovery como la mente científica más brillante de México, podría revolucionar la alimentación mundial.

Rico ha inventado un polvo (hecho a base de un polímero) llamado “Silos de Agua” que se coloca en la tierra y al contacto con la lluvia es capaz de convertirse en una especie de gel que retiene el líquido, para luego proveer a la planta del agua cuando lo vaya necesitando (aprovechando así el agua de lluvia directa y prescindiendo del riego).

lluvia_solida

Cuando el agua se ha agotado, este gel vuelve a convertirse en polvo y puede cumplir con el mismo proceso una y otra vez hasta por diez años. El producto no contamina el suelo y se cree que podría ser la solución para miles de hectáreas de cultivo en sitios poco húmedos.

Rico ahora está nominado a Premio Mundial del Agua por el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo.

Otra de las virtudes de su agua solidificada es que puede guardarse en sitios como costales sin que esta peligre, lo que podría facilitar el transporte del agua para los distintos cultivos.