Los mapas que demuestran que España está cometiendo un “suicidio hídrico”

En Europa, parece bastante claro que los países de la cuenca mediterránea nos llevaremos la peor parte en los efectos del cambio climático, sobre todo en lo que respecta a nuestro recurso más valioso y escaso: el agua. Deberíamos prepararnos para lo que viene, asumiendo una situación en la que el agua será cada vez más escasa, pero en España hemos decidido ir a contracorriente.

Estos dos mapas, presentados en diciembre por el Joint Research Centre de la Comisión Europea en una conferencia sobre el futuro de la Política Agraria Común, son una muestra cruda y obvia de que estamos hipotecando nuestro futuro. El sur y este de España destaca como una señal de emergencia en el mapa de la evolución del índice de explotación del agua, un indicador que estima cuánta agua se usa en relación a lo que hay disponible. En ninguna región de Europa están usando de forma menos inteligente sus recursos hídricos.

Si ya estamos sobreexplotando el agua, resulta evidente que será imposible adaptarnos a los efectos del cambio climático. En el segundo mapa, con un escenario de incremento de la temperatura de 2 grados, la situación es muy grave para la cuenca mediterránea y prácticamente para todas las zonas de nuestro país.

Ante una situación de escasez creciente, nuestro mayor seguro son ríos, humedales y acuíferos en buen estado. Para conseguirlo no sirven sólo soluciones tecnológicas. Además de hacer un uso más racional y eficiente de los recursos hídricos, sólo queda una solución: reducir la demanda de agua. En España en torno al 80% del agua se destina a la agricultura, y seguir apostando por el aumento del regadío sin tener en cuenta otras opciones (solo en la cuenca del Ebro se pretende aumentar la superficie regada en casi medio millón de hectáreas) es un suicidio hídrico. Seguiremos trabajando para que las administraciones despierten ante la realidad, y dejen de hipotecar el futuro de todos.

La reutilización del agua y la lucha contra la sequía, las asignaturas pendientes para 2017

Preocuparse del agua después de su uso, la sequía o la eficiencia del agua en la comunidad agrícola, son los principales retos para 2017 en materia de agua y cambio climático. Por ello, la Fundación We Are Water alerta de estas asignaturas pendientes, que son fundamentales para contribuir a mejorar la salud de la sociedad.

Cuando se habla de agua, no sólo se habla de agua limpia, de la que está disponible para su consumo, sino que es necesario preocuparse de todo el ciclo del agua, también después de usarla”, comenta el meteorólogo Tomás Molina, amigo de la Fundación We Are Water. En algunos países como Egipto, México o Jordania las aguas residuales están siendo utilizadas para los cultivos. De hecho, la agricultura supone el 70% del consumo de agua dulce en todo el mundo y se prevé que con la demanda de alimentos aumente un 50%.

“Buscar la eficiencia en el uso del agua en las comunidades agrícolas, así como en las ganaderas es uno de los puntos en los que se tiene que trabajar este año”, explica Molina. “Es fundamental mejorar y modernizar los regadíos y las producciones agrícolas antes que la falta de agua las haga menos rentables”, añade.

Otro de los puntos de inflexión para 2017 es el aumento de la sequía. África es el continente que más la sufre, con países como Etiopía o Eritea, que encabezan el ranking y la previsión para 2017 es que empeore también en España.

Uno de los principales retos para este año en relación al agua son las sequías; éstas van a ser más frecuentes en los próximos años en muchos lugares del planeta, especialmente en el área mediterránea, por ello es necesario construir infraestructuras que aseguren el almacenamiento de este recurso, así como la utilización de agua marina”, explica Molina.

2016 ha sido el año más caluroso de la historia desde que comenzaron los registros en 1880 y el tercero consecutivo en el que la Tierra bate el récord de temperatura, según la Organización Mundial de la Meteorología (OMM). Por ello, la Fundación We Are Water apuesta por continuar generando una nueva cultura del agua, así como la reducción de los consumos y por los planes para integrar en el ciclo, el agua reutilizada.

Enlace original: http://www.iagua.es/noticias/espana/fundacion-we-are-water/17/02/14/reutilizacion-agua-y-lucha-sequia-asignaturas?utm_source=Suscriptores+iagua&utm_campaign=32eafe36b2-Semanal_18022017&utm_medium=email&utm_term=0_8ff5bc1576-32eafe36b2-304810185

Falsos mitos del agua 2: ¿Sabemos realmente qué hay detrás del gesto de abrir un grifo en casa?

El segundo mito de la Campaña de Aqualia sobre la información real en torno a la Gestión Integral del agua desvela el proceso tan complejo que hay detrás del simple gesto de abrir un grifo. Frente a la percepción que puede tenerse de que llevar el agua a los hogares es una tarea sencilla, la compañía explica todas y cada una de las fases que componen el ciclo integral del agua, dentro de las cuales hay muchas más tareas de las que el ciudadano percibe.

El agua está en la naturaleza, pero llevarla a los hogares implica un gran conocimiento, avanzada tecnología y multitud de tareas diarias que los ciudadanos desconocen y que van más allá de las fases del ciclo del agua. España cuenta con 224.000 kilómetros de redes de distribución de agua, casi 5 metros de tubería por persona y una red de alcantarillado de 165.000 km, 3,6 metros de tubería por persona. Gestionar estas infraestructuras no es tarea sencilla

En la web, Aqualia detalla algunas de las muchas tareas ligadas a cada fase del ciclo del agua que no se perciben pero que son necesarias para prestar un buen servicio y gestionar eficazmente las infraestructuras: mejoras de procesos, control de calidad del agua, acondicionamiento de instalaciones, limpieza de redes, renovación de vehículos, mantenimiento preventivo de redes, búsqueda de fugas, tecnología e innovación, atención al cliente, campañas de concienciación, etc.

En todas ellas, la capacidad, profesionalización y recursos de las empresas gestoras es fundamental, prestando el mismo servicio en ciudades grandes, como en municipios pequeños, para los que de otra manera sería imposible acceder a este tipo de prestaciones.

Todos los detalles, en la web en la que Aqualia seguirá desvelando, cada mes, varias realidades objetivas que contribuyen a desmontar falsos mitos existentes en la sociedad sobre la gestión del ciclo integral del agua y el papel de los operadores. El objetivo fundamental radica en poner en valor y aclarar el importante papel que juegan las empresas gestoras del ciclo del agua.

La temperatura ha bajado tanto en Yellowstone que los géiseres escupen nieve en lugar de agua hirviendo

Si visitas el parque natural de Yellowstone en estas fechas te encontrarás dos cosas. La primera es un frío glacial con temperaturas bajo cero. La segunda es el poco común espectáculo de ver los géiseres del parque escupiendo nieve en lugar de agua hirviendo.

Yellowstone en invierno

Old Faithful es uno de los surtidores naturales más famosos del parque. Aproximadamente cada 74 minutos, el géiser expulsa una columna de agua hirviente a 96,5 grados Celsius. El agua se transforma en vapor que puede alcanzar temperaturas de hasta 350 grados que pueden llegar a una altura de hasta 43 metros. Todo un espectáculo.

En invierno, cuando las temperaturas descienden por debajo de los cero grados Celsius, la cosa cambia. En lugar del chorro de agua hirviendo con algo de vapor, lo que sale de Old Faithful y de los demás géiseres de Yellowstone es una impresionante nube de vapor que en pocos segundos se convierte en nieve.

El fenómeno es raro, pero no tanto como para temer por una nueva glaciación. Lo que ocurre es que el agua muy caliente se congela antes que el agua a temperatura normal cuando concurren varias circunstancias. A este fenómeno se le denomina efecto Mpemba en honor al estudiante africano que lo observó en la época actual, Erasto Mpemba.

El efecto Mpemba no se aplica a unas temperaturas concretas. Depende mucho de otros factores. El meteorólogo Mark Seeley explica a Live Science:

Cuando hace mucho frío en el exterior, apenas hay vapor de agua en el aire. El agua hirviendo emite mucho vapor de agua, cuando impulsas el agua en el aire, se rompe en pequeñas gotas que aún dejan más espacio libre a la formación de vapor.

El aire frío es más denso que el aire caliente, y eso hace que su capacidad para albergar moléculas de vapor sea muy baja. Hay menos espacio para el vapor así que, cuando arrojas al aire el agua hirviendo el aire se encuentra con más vapor del que es capaz de soportar, por eso se precipita rápidamente en forma de pequeñas partículas cristalizadas que es lo que conocemos como nieve.

Este mismo truco puede hacerse arrojando el agua caliente de un recipiente a una atmósfera muy fría, pero no siempre sale bien precisamente por la variabilidad del efecto Mpemba.

Noticia original: http://es.gizmodo.com/la-temperatura-ha-bajado-tanto-en-yellowstone-que-los-g-1790621626

Aquapurif con el deporte: Club de Baloncesto Atlético Rosaleda

En Aquapurif apostamos siempre por nuestros jóvenes y el deporte local.En esta ocasión patrociamos al equipo de baloncesto Atlético Rosaleda con unas equipaciones.

Desde aquí les deseamos mucha suerte en la #LigaMunicipal, ¡Animo campeones!

Pueden seguir al Atlético Rosaleda en su Twitter @AtcoRosaledaBk y por supuesto puede seguirnos a nosotros en nuestro Twitter oficial @AquapurifSystem.