Así es el proceso de desalación del agua por ósmosis inversa

El agua, elemento indispensable para la vida, compone el 71% de la superficie del planeta. Paradójicamente,sólo el 3,5% de esta agua es apta para el consumo del ser humano, que se sirve de lagos, ríos y manantiales para abastecer sus necesidades físicas e higiénicas. El 96,5% restante, localizado en mares y océanos, no es potable dado su alto nivel de salinidad.

¿Cómo aprovechar esta inagotable fuente de vida? La tecnología de la desalación del agua lo hace posible. El hombre ha ideado multitud de sistemas para convertir el agua de mar en agua potable y poder así suministrar a la población con mayores dificultades de acceso a agua dulce.

Métodos como la electrodiálisis, la electrodiálisis inversa, la destilación instantánea en múltiples etapas o la destilación multiefecto funcionan en plantas desalinizadoras de todo el mundo. Sin embargo, el sistema más extendido y más avanzado es la desalación del agua por ósmosis inversa, cuya implantación supone el 61% respecto a los demás sistemas.

En la infografía te mostramos cómo funciona el proceso de desalación por ósmosis inversa, desde que el agua salada es captada en el mar hasta que se obtiene agua dulce potable lista para el uso y el consumo.

¿Cuánta gente usa agua desalada?

En la actualidad, hasta un centenar y medio de países albergan plantas de desalación de algún tipo. Globalmente, estas plantas abastecen de agua desalada a aproximadamente 300 millones de personas.

En cuanto a la implantación global de este tipo tecnología, cabe destacar que existen en el mundo más de 17.000 plantas desaladoras que producen 66,5 millones de metros cúbicos de agua desalada a diario, aunque la capacidad instalada en todo el planeta permitiría llegar a desalar más de 80 millones de metros cúbicos al día.

 

Consulte la noticia original aquí

Un proyecto estadounidense para reducir la contaminación del agua gana el I H2O Challenge 2015

El proyecto WAVVE, de Estados Unidos, se ha proclamado vencedor de la primera edición del H2O Challenge, promovido por el Grupo Aguas de Valencia, IE, Impact Hub y Pangea. Por su parte, las iniciativas IONAG+, WHC y WATERLOO, han quedado en segundo y tercer lugar, respectivamente.

La elección de este proyecto se ha llevado a cabo en el transcurso del Demo Day, ante multitud de potenciales inversores, técnicos especialistas y directivos de empresa. Para ello, cada uno de los proyectos ha realizado una presentación y defensa de sus iniciativas, en un formato de ‘elevator pitch’ de cinco minutos.

WAVVE, cuyos fundadores tienen 22 y 23 años, ofrece tecnologías patentadas que aumentan significativamente las capacidades de eliminación de contaminación ya existente mediante sistemas de filtración y membranas.

La visión de WAVVE, impulsada por dos jóvenes estadounidenses es que tener agua potable y accesible debe ser un derecho fundamental para cualquier persona de cualquier parte del mundo. Es por ello que producen una serie de dispositivos que les permiten filtrar todo tipo de contaminantes dañinos del agua para asegurar una mayor calidad de la misma.

Su solución es completamente renovable, dos veces más barata y tres veces más eficientes que las tecnologías que a día de hoy existen. WAVVE es una empresa B2B que ha comenzado a vender filtros de agua a productores y plantas municipales de tratamiento de agua.

En segundo lugar, ha sido seleccionada IONAG+, una de las startups más innovadoras de Méjico en el sector. Ésta, ha desarrollado un sistema de purificación de bajo coste basado en una serie de esferas de cerámica que incorporan iones de plata con el objetivo de eliminar contundentemente todo tipo de virus, parásitos y bacterias, sin necesidad de precisar ningún tipo de sustancia tóxica o química.

Finalmente, en el tercer premio, compartido, ha sido para WHC y WATERLOO. La primera, de Sudáfrica, ha creado un mecanismo de control que previene el 70% de la pérdida de agua en retretes, debido a la ineficiencia o mal gestión de este tipo de mecanismos. Un dato que avala esta novedosa propuesta es el hecho de que diversos organismos locales defienden que en Sudáfrica, las pérdidas de agua superan los 250.000 litros cada año, por esta causa. De hecho, estudios defienden que de los 12.000.000 de toilets que hay en Cape Town, la mitad, sufre pérdidas.

Por lo que respecta al proyecto austríaco, Waterloo, ofrece soluciones Saas de medición y gestión de contadores mediante aplicaciones móviles para ciudades y personal, aumentan la eficiencia en el consumo y desarrollan nuevos servicios y negocios. Gracias a Waterloo, los ciudadanos disponen de una serie de tecnologías móviles que les permite entender mejor su consumo, aumentar su concienciación con respecto a la importancia del agua y, sobre todo, potenciar una comunicación mucho más moderna, dinámica y directa con su proveedor de agua local.

Con el Demo Day concluye la primera edición del H2O CHALLENGE, una vez todos los proyectos han superado exitosamente el proceso de aceleración al que se han visto sometidos durante las dos últimas semanas, destaca Aguas de Valencia en un comunicado.h2o-challenge-unicef-publicis-2-1024x582

Más de 40 PROPUESTAS

Las más de 40 propuestas recibidas al llamamiento realizado por esta primera edición del H2O CHALLENGE procedían de distintas partes del mundo aunque los 9 proyectos seleccionados, por un grupo multidisciplinar de técnicos y especialistas en la materia, tenían su origen en Austria, Botswana, España, Estados Unidos, Holanda, Méjico, Panamá y Suráfrica.

El objetivo de todos los proyectos recibidos han tenido como objetivo contribuir, a través de la innovación y soluciones disruptivas, a garantizar el acceso al agua potable en el mundo, siendo éste uno de los retos al que se enfrenta la humanidad en las próximas décadas.

Durante las dos últimas semanas, los proyectos seleccionados -Wavve, WHC, ionAg+, AllGreen Holding, Vivansa, Vitality Vector, 2M Panama, Waterloo, Osmo Systems- han llevado a cabo un proceso de aceleración en el Impact Hub Madrid, con reputados profesionales que colaborado para el desarrollo y mejora de sus respectivos modelos de negocio.

Los proyectos emprendedores que se presentaron inicialmente al llamamiento del H2O Challenge fueron examinados por un grupo de especialistas, tanto del Grupo Aguas como de Pangea, el Impact Hub Madrid e IE, que, desde una perspectiva global y holística valoraron la innovación y potencial de cada uno de éstos.

Los criterios para esta primera selección han sido innovación y unicidad que aportan, sostenibilidad y viabilidad económica, el equipo que lo respalda y la propuesta de valor que ofrecen.

Consulte la noticia orginal aquí.