El agua y los ancianos

El agua es imprescindible para todas las personas, pero especialmente es importante para aquellas que tienen una edad más avanzada. Pero pensaréis, ¿por qué? Concretamente hay una serie de causas por las que un grupo de personas como los ancianos necesitan de un mayor control en la hidratación que tiene que tener en su día a día. Por si no lo sabías nuestro cuerpo está formado aproximadamente por un 70 % de agua, pero cuando vamos teniendo una edad más avanzada se va reduciendo este porcentaje, por lo que el consumo de agua debe ser mayor para que no se produzca una deshidratación. Por ello, hay que tener una dieta en la que haya unos altos contenidos de agua, como frutas, vegetales, pan… Además conforme se va incrementando la edad también se reduce la sensación de sed, es decir se nota menos la deshidratación que las personas de menor edad si notan, ¿a qué se debe esto? Esto sucede porque los mecanismos hormonales son menos sensibles a la cantidad de líquido del organismo. Por ello, siempre tenemos que intentar que, si tenemos un familiar o amigo de avanzada edad, debemos aconsejarlo sobre la cantidad en el consumo de agua que debe tomar.

Otra de las causas por las que también tenemos que hacer hincapié en el consumo de agua es por la presencia de incontinencias urinarias que sufren muchos de nuestros mayores, por lo que se produce una mayor pérdida de líquido en nuestro organismo.

Con el correcto consumo de agua, además de presentar una correcta hidratación también se producen otras ventajas que habría que tener en cuenta:

  • Mejora las condiciones cardiovasculares.
  • Ayuda a prevenir los cálculos renales.
  • Mejora la nutrición de la piel.
  • Ayuda a la disgestión y previene el estreñimiento.
  • Favorece la agudeza mental.
  • Reduce la sensación de fatiga.

Pero…¿cómo sabemos si nuestros mayores están llevando una hidratación de forma adecuada? Los síntomas que puede presentra un anciano cuando está deshidratado son una escasa lucidez mental, cefalea, piel laxa, sensación de fatiga, boca seca y sed. Si notamos alguno de estos síntomas debemos ofrecer una mayor hidratación diaria.

 

El agua y la concentración

Como sabemos, el agua proporciona una gran cantidad de beneficios para nuestra salud. Si se carece de su consumo también puede repercutirnos en nuestro día a día sin que probablemente nos demos cuenta, y es que la hidratación de forma correcta mejora nuestro rendimiento cognitivo.

¿Cómo afecta esto a nuestra vida? De forma especial para los jóvenes y estudiantes la falta de consumo de agua produce que haya una menor concentración para sus estudios del día a día, además de producir una disminución en la atención que estos deben tener en clases y en exámenes. Por lo tanto, el agua afecta en la intelectualidad. Según investigaciones científicas se puede reducir hasta un 15 % de nuestra concentración. Con esto hay que tener en cuenta que un 15 % puede ser un porcentaje muy alto aunque no lo parezca, ya que a partir del 1% de deshidratación en nuestro cuerpo hace que se produzca un menor rendimiento en el trabajo o estudios. Las consecuencias de una deshidratación pueden ir guiada por dos vías:

1) Agudo: Se produce una reducción del rendimiento mental y físico.

2) Crónico: Puede llegar a crear enfermedades a largo plazo.

Tras conocer estas consecuencias, tanto los profesores como los padres deben de incentivar el consumo constante de agua a lo largo del día, es decir, crear un hábito muy importante para la salud. Esto es especialmente difícil, ya que primero habría que concienciar a los adultos. Muchos profesores no disponen de la concienciación necesaria y muchas veces limitan al alumnado el consumo de agua (por ejemplo no dejar beber agua en clases) lo que además de producir un déficit de atención en sus propias clases proporciona una consecuencia negativa para la salud del alumnado. Los profesores suelen pensar que un niño no necesita tanta cantidad de agua como un adulto, pero esa creencia es totalmente falsa, ya que pácticamente se necesita la misma cantidad de agua en el día a día que los adultos. Es importante luchar por estos tipos de motivos, concienciar a la población es más importante que la imposición a hacer algo, pongamos entre todos un granito de arena.

 

¿LAVADORAS ECOLÓGICAS?

Probablemente nunca habías escuchado hablar de las lavadoras ecológicas y por lo tanto no sabrás todos los beneficios que esta presenta además de su propia calidad. Por ello, hoy queremos hablaros de este producto perteneciente a la gama de Aquapurif que además de ser de alta calidad presenta un acabado perfecto en tu ropa. Pero…¿por qué cambiar tu lavadora tradicional para usar una lavadora ecológica? ¿qué beneficios obtendremos? ¿En qué se diferencian? Pues bien, hoy os traemos este descubrimiento que quizás pueda llegar a ser una alternativa para ti en el futuro. El primer paso es que descubras por qué usarla. Pues bien, esta lavadora, que cumple las exigencias de limpieza de ropa de cualquier lavadora no necesita ni detergentes ni suavizantes. El oxígeno, peróxidos y las burbujas de otros gases penetran en la ropa para arrancar la suciedad y los malos olores, por ello no es necesario el uso de químicos que terminan quedándose en la ropa, además Laundry Pro elimina los antiguos detergentes en las fibras restaurando su suavidad natural. Por ello es considerada como una lavadora ecológica y respetuosa con el medio ambiente. Las características generales de este producto son las siguientes:

  • Deja la ropa más que limpia.
  • Elimina la necesidad de detergentes y suavizantes para la ropa.
  • Elimina las bacterias que causan mal olor sin lejía.
  • Sin la necesidad de agua caliente.
  • Sin reacciones alérgicas a causa de los restos de detergente.
  • Mantiene los colores brillantes y los blancos más blancos.
  • Las toallas más suaves y mullidas y las prendas de ropa duran más.
  • Circuito de detección de fugas.
  • Respetuoso con el medioambiente.
  • Construcción metálica.
  • Diseñado, desarrollado y fabricado en EE.UU. para la fiabilidad y durabilidad.

Si quieres obtener más información o tan sólo quieres pedir un presupuesto sin comprosimo sólo tienes que hacer clic aquí.

 

 

¿Por qué beber agua en ayunas?

Siempre hemos escuchado que el consumo de agua en ayunas es muy importante, que este nos trae muchos beneficios para la salud y que nos ayuda a depurar. Pero…¿quieres saber más? Beber agua antes de desayunar nos trae otros muchos beneficios que irán desde activar nuestro cuerpo hasta tener una mayor depuración. El agua, muchas veces es olvidada debido a la multitud de productos que podemos obtener en el mercado (refrescos, zumos…) por ello es necesario que hagamos un pequeño esfuerzo para intentar consumirla en la mayor cantidad posible. La importancia de beber agua es elevada, tenemos que mantenernos hidratados durante todo el día para no entrar en un problema de deshidratación. Por lo cual, es importante que debamos priorizar y saber complementar. Uno de los horarios más importantes para el consumo de agua es por la mañana. Si no estamos acostumbrados a beber agua a esas horas tan sólo tenemos que alternarlo con otra cosa o hacerlo antes del desayuno. El agua antes de desayunar nos trae más beneficios de los que creemos. Por eso, hoy te traemos una lista con los motivos más importantes y los que más tienes que tener en cuenta:

1) El consumo de agua regularmente y en ayunas hace que tengamos un menor apetito durante esa parte del día, por lo tanto hace que perdamos peso (sin olvidar que igualmente tenemos que desayunar, ya que es la comida más importante del día).

2) Conseguimos una piel más suave. Otro de los grandes beneficios es el que conseguimos a nivel dermatológico. Al tener el estómago vacío, el agua se reparte por el interior de las células y los tejidos se mantienen hidratados.

3) Alerta al organismo. Despertar al organismo por las mañanas es muy importante, ya que activamos nuestro sistema inmuológico para mantener alerta nuestro cuerpo a lo largo del día.

4) Se reduce el nivel de ácido del estómago produciendo un alivio en nuestro interior, sintiéndonos menos pesados y más ligeros duarante toda nuestra mañana.

5) Se produce una mejora en nuestro metabolismo, ya que queda activado nuestro sistema nervioso y el rendimiento tanto físico como mental es mayor.

6) Iremos más veces al baño, lo que hará que depuremos nuestros riñones de forma más eficiente.

7) Equilibra nuestra temperatura corporal, tras la reducción en el sudor y flujo sanguíneo, procesos que siempre ocurren mientras dormimos.

Estos son sólo algunos de los muchos beneficios que nos proporciona el consumo de agua recién levantados. Es importante intentar cuidar nuestra salud haciendo acciones tan básicas como beber agua por las mañanas, ya que es una de las acciones que nos trae una gran cantidad de beneficios y que a veces no somos conscientes de ello. Es importante que estudiéis todos estos beneficios y que intentéis cumplirlos ya que una pequeña acción nos puede favorecer mucho.