Invertir en agua coincidiendo con su Día Mundial renta un 5% hasta mayo

“Agua de enero, cada gota vale un dinero” es el refrán con el que los agricultores explican que un primer mes del año lluvioso garantiza una buena cosecha. Este ejemplo de sabiduría popular no se puede aplicar literalmente al universo de los mercados financieros, pero sí es útil si se versiona a invertir en agua coincidiendo con su día mundial, renta, de media, cerca de un 5% si se recogen los frutos a finales de mayo.

El 22 de marzo se celebra la jornada global por este recurso esencial promovida por la Organización de la Naciones Unidas, que en 2017 ha elegido el lema “¿Por qué desperdiciar agua?” para reivindicar la importancia del elemento clave del desarrollo del ser humano a todos los niveles: salud, economía, medio ambiente…

En los mercados financieros, se podría decir que hace tiempo que no se malgasta ni una gota de agua. O, al menos, se puede afirmar que se ha entendido que se trata de un bien escaso con una demanda creciente. Por eso, aunque es un recurso sobre el que no está permitido especular directamente -no cotizan futuros, ni CFDs sobre el agua-, invertir en este elemento mediante las vías existentes ha sido una garantía para batir a los principales índices bursátiles.

¿Cuáles son estos vehículos? Por un lado, las empresas que se dedican al tratamiento, a la depuración o al suministro de agua, aunque, en general, son compañías poco conocidas, pequeñas y cotizadas en distintos mercados y divisas. Por otro, los fondos de inversión y los ETF (productos cotizados) que reúnen a estos valores o que replican a los dos índices que lo hacen: el S&P Global Water Index y el World Water Index.

Bate al mercado

Los datos muestran el atractivo del agua como alternativa de inversión. El primero de estos selectivos repunta un 150% en los últimos 8 años y el segundo lo hace un 210%. Mientras, el ETF que replica a estos índices y que recibe la mejor calificación, según los criterios de Morningstar (cinco de cinco estrellas), el Lyxor World Water Ucits EFT D-Eur sube un 235% en estos ocho ejercicios, frente a la escalada del 210% que protagoniza el S&P 500 en este mismo periodo.

Aprovechar el Día Mundial del Agua para comprar este producto es una idea interesante, según el estudio de la ciclicidad de su evolución a lo largo del curso bursátil. Por ejemplo, el ETF de Lyxor ha conseguido una rentabilidad media del 5,6% desde el 20 de marzo hasta el 25 de mayo en los últimos 8 años, según el cálculo realizado por Albert Parés, analista de Gesiuris.

El comportamiento en este periodo ha sido el mejor en cada ejercicio, coincidiendo con el de otro vehículo que también recibe el máximo rating de Morningstar, el fondo Pictet-Water I Eur, que tiene en sus principales posiciones compañías del sector del agua como American Water Works, Veolia Environnement, Danaher, Thermo Fisher y Waste Connections -todas ellas, menos la primera, merecen la recomendación de compra para el consenso de mercado que reúne FactSet-.

En su caso, el fondo de inversión de la gestora suiza ha repuntado un 4,3% desde las jornadas previas al Día Mundial de Agua hasta finales de mayo desde 2009.

Un sector cíclico

“A partir del final de este periodo -25 de mayo- observamos una fase bajista que va hasta principios de octubre”, explica Albert Parés, impulsor de annualcycles.com, quien, tras el estudio de ambos productos, observa que “es un sector que se ha comportado en consonancia con el S&P 500”, pero resalta que, echando la vista más atrás, “entre el 2001 y el 2008, que fueron años malos para el segmento, también tuvo un buen rendimiento entre marzo y mayo”.

Dentro de este sector, excluyendo a las compañías japonesas y a las de los mercados emergentes, las estadounidenses Thermo Fisher, Danaher y Masco y la francesa Veolia son las más recomendadas por los analistas. Ésta última, que se dedica al alcantarillado, la potabilización o al tratamiento del agua, es la que presenta un mayor crecimiento de beneficios de cara al próximo trienio. Además, es la que cuenta con un mayor potencial alcista en bolsa, del 16%.

Enlace original: http://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/8233456/03/17/Invertir-en-agua-coincidiendo-con-su-dia-mundial-renta-un-5-hasta-mayo.html

¿Se pueden identificar contaminantes en el agua mediante nanosensores?

La mayoría de los fármacos y artículos de limpieza doméstica o personal contiene sustancias químicas muy contaminantes que van al drenaje y pasan desapercibidas por las técnicas convencionales de análisis en agua. Aunado a esto, las plantas de tratamiento no son completamente adecuadas para remover la totalidad de esos compuestos químicos que recibe el agua, los cuales perjudican tanto la salud humana como el medio ambiente, informó la profesora investigadora Nancy Edith Ornelas Soto, del Laboratorio de Nanotecnología Ambiental en el Centro del Agua para América Latina y el Caribe (CAD).

Los contaminantes más peligrosos en el agua son justamente los productos imitadores de hormonas

Millones de personas con diabetes, cáncer, hipertensión, etcétera, reciben medicación permanente y si bien sus organismos absorben la cantidad necesaria para cada tratamiento, otra parte la excretan. Dichas sustancias, una vez liberadas, ocasionan estragos ecológicos considerables. Por ejemplo, el etinilestradiol, principio activo de las píldoras anticonceptivas, al llegar a ríos, lagos, lagunas o mares afecta la reproducción y el cambio de género en algunas especies”, comentó Ornelas Soto, quien pertenece al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con nivel I.

Otro grupo de sustancias muy dañinas son la familia de los nonilfenoles, que se utilizan en la producción de detergentes y algunos productos cosméticos. Estos, al entrar en contacto con el organismo, actúan como disruptores endocrinos, los cuales imitan la función de una hormona natural, sin serlo. Los nonilfenoles no se degradan con facilidad y su bioacumulación es muy significativa y tóxica en organismos acuáticos y especies menores.

Para recubrir el fondo de los barcos y evitar la adhesión de microorganismos que carcomen el material con que están hechos, se usan pinturas que contienen un alguicida denominado Irgarol, mismo que cuando migra hacia el mar provoca impactos muy negativos sobre el fitoplancton (organismos vegetales marinos), así como estragos en especies de agua dulce, esenciales para la cadena alimenticia, añadió la doctora en ciencias químicas.

Los contaminantes más peligrosos en el agua son justamente los productos imitadores de hormonas y aunque todavía no existen estudios concluyentes, no solo las especies acuáticas reciben las consecuencias. En su momento, investigaciones científicas en humanos demostraron que el bisfenol A, base polimérica para la fabricación de plásticos duros como el de garrafones, mamilas, vasos y cantimploras, se asoció con daño al páncreas, lo cual puede desencadenar enfermedades crónicas como la diabetes, indicó la doctora Nancy Ornelas Soto.

Líneas de investigación

Micrografía SEM o por microscopio electrónico de barrido, de los nanomateriales utilizados para detección y tratamiento. Imagen cortesía de la doctora Nancy Ornelas.

Dada la problemática referida, en el Centro del Agua para América Latina y el Caribe, donde se estudia y trabaja en el tratamiento, biodegradación, monitoreo, esterilización, reúso, bioseparación, innovación y demás aspectos tanto científicos como tecnológicos relacionados con la utilización, manejo y suministro responsable, además de sostenible, del agua, un grupo de expertos en nanotecnología y nanoingeniería se ocupa de crear materiales nanoestructurados capaces de detectar contaminantes, a fin de idear un tratamiento que mejore la calidad del agua.

La doctora Nancy Ornelas Soto, junto con Melissa Rodríguez Delgado, doctora en ciencias de la ingeniería, Iris Anahí Aguilar Hernández, maestra en ciencias, y el químico Raúl García Morales —ambos estudiantes de doctorado adscritos al Tecnológico de Monterrey—, se han abocado a las líneas de investigación siguientes.

La primera tiene que ver con la detección, donde a través de nanomateriales biofuncionalizados, estos investigadores han elaborado sensores más eficientes. La segunda consiste en el desarrollo de nanomateriales novedosos con aplicaciones en el tratamiento de contaminantes orgánicos persistentes.

“Para poder contrarrestar la contaminación química presente en el agua, se requieren sensores mucho más potentes que los que existen actualmente”

Para poder contrarrestar la contaminación química presente en el agua, se requieren sensores mucho más potentes que los que existen actualmente. La sensibilidad y selectividad de los sensores que hemos estado desarrollando identifican específica y satisfactoriamente el tipo de contaminantes contenidos en el agua, aun cuando la presencia de sustancias nocivas sea escasa”, explicó la doctora Nancy Ornelas Soto, coordinadora de este equipo de investigación.

Cómo funcionan

La contaminación química, en la que los doctores se están orientando, está a muy bajas concentraciones y se encuentra en el agua potable, la cual, aunque se considera apta para consumo, presenta un sinnúmero de compuestos químicos, porque las plantas de análisis y tratamiento del agua no tienen la tecnología para identificar cada uno y mucho menos para sustraerlos.

El problema es mundial, no solo de México. La detección detallada de una gran cantidad de compuestos orgánicos hace que el proceso convencional resulte costoso. Nosotros, por medio de nanomateriales desarrollamos técnicas que son muy rápidas y específicas. Sin embargo, es necesario crear un sensor para cada tipo y grupo de contaminantes, lo que representa mucho esfuerzo en investigación y desarrollo. No obstante, una vez diseñados los sensores, basta un minuto Equipo de trabajo del CDA. Dra. Nancy Edith Ornelas Soto, de pie y al centro. Fotografía cortesía de la doctora Nancy Ornelas.para identificar los contaminantes, lo que agiliza el análisis. Otra ventaja importante es que los sensores se pueden adaptar para su uso en equipos portátiles”, precisó la profesora investigadora Nancy Ornelas Soto.

Equipo de trabajo del CDA. Dra. Nancy Edith Ornelas Soto, de pie y al centro. Fotografía cortesía de la doctora Nancy Ornelas.

Tratamiento

La otra línea de investigación sobre contaminación química en el agua es el proceso de purificación. “Al respecto, estamos obteniendo materiales biológicos de fuentes naturales, con propiedades biocatalíticas y, al mismo tiempo, desarrollando fotonanocatalizadores inorgánicos, ambos enfocados en el tratamiento de compuestos orgánicos persistentes. Básicamente anclamos todos los materiales obtenidos sobre soportes para producir sistemas que al entrar en contacto con el agua degraden las moléculas orgánicas y el agua salga más limpia. Aún no logramos una alta eficiencia pero estamos trabajando para que la descontaminación química del agua sea lo más efectiva posible”, concluyó la química Ornelas Soto.

Enlace original: http://www.iagua.es/noticias/mexico/conacyt/16/12/27/se-pueden-identificar-contaminantes-agua-mediante-nanosensores

¿Cuáles son las causas principales de la contaminación del agua?

El agua es el recurso básico para garantizar la vida de todos los seres vivos del planeta. Sin embargo, su escasez y la contaminación provocan que millones de personas tengan un acceso deficiente a este bien tan necesario. Aunque existen técnicas como la depuración o la desalación que facilitan el tratamiento, el uso y el consumo de agua en zonas con problemas de calidad o abastecimiento, en primer término es necesario evitar su contaminación.

En este vídeo te mostramos cuáles son las principales causas de la polución del agua, así como los efectos que se derivan.

Reciclaje y reutilización de membranas desechadas para eliminación de fármacos de aguas hospitalarias

El empleo de la tecnología de membranas para la eliminación de fármacos ha sido ampliamente estudiado. El peso molecular de corte de las membranas de microfiltración (MF) y ultrafiltración (UF) es demasiado grande, por lo que no pueden rechazar estos compuestos. Sin embargo, las membranas de nanofiltración (NF) y de ósmosis inversa (OI) si son eficientes para este uso. Diferentes autores han encontrado que las membranas de OI pueden eliminar casi todos los tipos de fármacos en un 75%, aunque su rendimiento dependerá de diferentes factores como interacciones electrostáticas o la hidrofilia.
La tecnología de membranas se usa ampliamente para el tratamiento de aguas residuales. Sin embargo el ensuciamiento es una de las principales inconvenientes que presenta esta tecnología [1]. El tiempo de vida de las membranas está entre 5 y 10 años, por lo que miles de toneladas de membranas se depositan en los vertederos cada año [2]. Por ello, el uso de membranas recicladas y modificadas es una solución ecológica que podría usarse para la eliminación de emergentes.

Proyectos de IMDEA Agua sobre membranas recicladas

En este sentido el Grupo de Tecnología de Membranas de IMDEA Agua está llevando a cabo varios proyectos donde estudia el empleo de membranas recicladas:
1) Proyecto europeo LIFE TRANSFOMEM (LIFE13 ENV/ES/000751), donde se han obtenido membranas de NF y UF recicladas a partir de membranas de OI desechadas.
2) Proyecto nacional INREMEM (CTM2015-65348-C2-1-R) en el que se están modificando membranas recicladas para mejorar sus características como hidrofilia, resistencia al ensuciamiento y rechazos usando recubrimientos. En este caso, IMDEA Agua investiga las nuevas aplicaciones de las membranas recicladas para el tratamiento de aguas residuales urbanas mediante el uso de biorreactores de membrana (BRM), para la regeneración de disoluciones osmóticas mediante la electrodiálisis (ED) y para el tratamiento de aguas superficiales con  biomembranas.
3) El proyecto regional REMTAVARES (S2013/MAE-2716 REMTAVARES-CM), donde se están comparando membranas comerciales de NF con membranas recicladas y modificadas de NF y UF en la eliminación de fármacos.
Recientemente se han presentado los resultados preliminares del trabajo experimental que se está desarrollando para el proyecto REMTAVARES en el workshop: “Leading edge technologies for removal of emergent pollutants” celebrado en la Universidad Rey Juan Carlos I el 25 de Noviembre.

Resultados del REMTAVARES

Los primeros resultados de estas modificaciones superficiales son muy positivos y esperanzadores. Los resultados tanto en permeabilidad como en selectividad de las membranas de NF recicladas y modificadas son comparables a las membranas comerciales. Sin embargo para las membranas de UF todavía se están buscando las condiciones óptimas de modificación para conseguir una eliminación de fármacos similar o mejor que en las membranas comerciales. De esta forma, podría abrirse un amplio abanico de aplicaciones para estas membranas recicladas que evitaría su depósito en los vertederos.
Con todos estos proyectos, IMDEA Agua apuesta por el reciclaje de membranas y considera que la investigación sobre el aprovechamiento de membranas desechadas es un reto ambiental, social e industrial tanto a nivel nacional como internacional. Con ello pretende acercar esta tecnología hacia un modelo de economía circular, es decir, conseguir que membranas mantengan su utilidad más tiempo, minimizando los residuos y el uso de nuevos recursos.

Los pioneros del agua en la historia

El grado de desarrollo de una sociedad puede medirse de muchas maneras, pero a lo largo de la historia, las infraestructuras del agua se han mostrado como un gran indicador al respecto. Una sociedad que domina el agua es una sociedad desarrollada.

Las grandes civilizaciones clásicas, como la griega o la romana, se caracterizaban por tener grandes infraestructuras como presas, acueductos, baños públicos o alcantarillado. Pero ¿quiénes fueron los primeros en construir una presa? ¿quién inventó la primera bomba de agua? ¿en qué ciudad se instaló el primer alcantarillado de la historia?

En este artículo haremos un viaje en el tiempo por algunos de los hitos en la historia de las infraestructuras del agua.

Presa

Los antiguos egipcios, alrededor del año 2770 a. C., construyeron la primera presa de la que se tiene constancia histórica. Fue llamada Sad El-Kafara que en árabe significa “presa de los paganos”. Ubicada a 30 kilómetros al sur del Cairo, medía 14 metros de altura y tenía una longitud de entre 80 y 100 metros. Se utilizaron más de 10.000 toneladas de piedra y gravilla para su núcleo y las paredes se revistieron de mampostería. El grosor del muro era de 98 metros en la base y 56 en la coronación. Los trabajos duraron entre 10 y 12 años pero una riada provocó su destrucción parcial antes de que fuera terminada. Se cree esto porque no existía un aliviadero, tampoco parece haber un desvío del río que evitara a la presa durante la construcción. Además no hay restos de sedimentos acumulados en la parte interna de la presa.

Presa de Sad El-Kafara, Egipto. Autor: G. Garbrecht.

Más datos técnicos sobre la presa aquí y sobre su historia aquí.

Bomba de agua

La primera bomba de agua se le atribuye a Arquímedes que la describió en el siglo III a.C. y se la conoce como “tornillo de Arquímedes”, pero este sistema ya había sido utilizado anteriormente por Senaquerib, rey de Asiria, en el siglo VII a.C.

Tornillo de Arquímedes.

Las bombas de agua usaban todas animales para su funcionamiento hasta que a finales del siglo XVII, Thomas Savery desarrollo la primera bomba de uso industrial para extraer agua de la minería usando vapor. Sucesivas mejoras de esta máquina dieron lugar a la famosa máquina de vapor de James Watt.

Transporte a grandes distancias

A principios del siglo VII a.C., Senaquerib, rey de Asiria, mandó construir un acueducto que abasteciera a su capital, Nínive, con un recorrido de más de 40 km entre acueductos y canalizaciones. Conocido especialmente por sus obras de ingeniería y arquitectura, Senaquerib construyó una de las ciudades más importantes de la época. Incluso según hipótesis recientes se cree que los famosos jardines colgantes de Babilonia, una de las 7 maravillas del mundo antiguo, realmente se encontraban en esta ciudad a las afueras de Mosul, en el actual Irak.

Recreación de los jardines colgantes de Babilonia. Fuente

Por la misma época, Ezequías, rey de Judá, construyó un acueducto que llevaba agua hasta Jerusalén, pero el sistema de transporte más extenso de la antigüedad era sin duda el realizado por los romanos. El primero en construirse fue el Aqua Apia, que era un acueducto subterráneo de 16 kilómetros de longitud. El primero que transportaba agua sobre la superficie fue el Aqua Marcia, en la capital del imperio. Tenía una longitud de 90 kilómetros y fue construido en el año 144 a.C. Diez acueductos suministraban agua a la antigua ciudad de Roma y la abastecían con alrededor de 140.000 metros cúbicos de agua al día.

Acueducto romano de Segovia (España). Fuente

Potabilización

Entre el año 4.000 y 2.000 a.C. existen registros de métodos de potabilización como; hervir el agua, ponerla al sol, introducir trozos de cobre o plata 7 veces y filtración a través de carbón leña o arena. Para aclarar el agua existen indicios de que los egipcios en el año 1500 a.C. utilizaban la sustancia química Alum. Esta sustancia, también conocida como piedra de alumbre, está compuesta por sulfato de potasio o aluminio que hoy en día se sigue usando para procesos de coagulación en las potabilizadoras modernas.

Piedra de alumbre
  • Filtración

Habitualmente el agua se filtraba en las casas de manera individual, no fue hasta 1804 en Paisley, Escocia, dónde por primera vez se pensó en hacer una instalación de filtros para toda una población. Más tarde en 1829, en Londres (Chelsea), se construyó la primera planta de filtros lentos de arena hecha por ”The Chelsea Water Worlk Corporation“. A medida que la demanda de agua filtrada aumentaba, se fue estudiando más a fondo el trabajo de los filtros y se descubrió que no sólo hacían un proceso de cribado sino que también transformaba la materia orgánica. Con el surgimiento de la microbiología, nacida a mediados del siglo XIX, se le fue dando cada vez mayor importancia al aspecto bacteriológico de la filtración y a finales de siglo muchas ciudades ya habían construido plantas de filtración.

  • Desalación

En la Grecia clásica figuras como Tales de Mileto (623 a. C. – 546 a. C.) o Demócrito (460 a. C. – 370 a. C.) ya hablaban en sus escritos de desalación por métodos físicos, como hacer pasar el agua a través de la tierra, pero no fue hasta Aristóteles cuando se diseña la primera máquina para desalar el agua, una evaporadora. Esta servía a los barcos Griegos para conseguir agua dulce en sus travesías.

Aristóteles (384 a. C. – 322 a. C.). Fuente

No fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se instalaron las primeras plantas desaladoras y tendríamos que esperar hasta los años 60 para que se produjera el invento que revolucionaría la desalación de agua, la ósmosis inversa.

Abastecimiento urbano

El primer caso de una ciudad en la que se tiene constancia de un sistema de abastecimiento de agua, con baños públicos y agua caliente es el de la ciudad de Mohenjo-Daro (Valle del Indo, actual Pakistán). Aunque hasta la antigua Grecia no encontramos sistemas complejos de abastecimiento, potabilización y distribución de agua análogos a cómo los entendemos hoy en día.

Ciudad de Mohenjo-Daro (Pakistán). Fuente

Tendríamos que esperar hasta finales del siglo XIX y principios de XX para que empezaran a usarse tuberías metálicas de manera generalizada en las ciudades y el agua corriente empezó a llegar a todas las casas. Como ejemplo, a finales del s. XIX, en Manhattan, las tuberías seguían siendo como en muchas partes del mundo, simples troncos de madera perforados.

Tubería de madera de Manhattan, finales del s. XIX

Grifos

En los palacios de los nobles romanos ya existían en el siglo I cañerías para el agua. En la parte final existía un artefacto rudimentario que consistía en un cilindro perforado que se insertaba en la tubería. Se decoraba con la figura de un Grifo, animal mitológico mitad águila mitad león, de dónde proviene su nombre en castellano.

En francés se llama robinet qué procede de la palabra robin qué significa carnero y en alemán se le llama hahn, que deriva de una palabra qué significa gallo.

Grifo de la ciudad romana de Pompeya. Fuente.

En el 1800 el inglés Thomas Hill inventó el grifo de rosca con un funcionamiento muy parecido al de los actuales.

Alcantarillado

El alcantarillado más antiguo del que se tiene constancia histórica es el construido en la ciudad sumeria de Nippurn, en mesopotamia, sobre el año 3750 a. C. Posteriormente en Asia Menor y Oriente Próximo se utilizaron conductos cerámicos como es el caso de Creta en el año 1700 a. C. En la Grecia clásica construyeron verdaderas redes de alcantarillado con canales rectangulares cubiertos con losas planas, denominados atarjeas, que a veces formaban parte del pavimento de las calles. A estas atarjeas afluían conductos secundarios formando verdaderas redes de alcantarillado.

Ciudad de Nippurn, Mesopotamia.

Fundamentalmente se dirigían a recoger las aguas de lluvia. En las ciudades modernas las aguas de origen humano sólo comenzaron a conectarse al sistema de alcantarillado en 1815 Londres, en Boston en 1833 y en París a partir de 1880.

Depuración

En general existen dos tipos de sistemas, los naturales basados en la aplicación del agua en el suelo, bien con intención de incremento de la producción de los cultivos ,utilización agrícola, o bien desde el punto de vista higienista, cuya meta es únicamente la depuración

Los segundos sistemas de depuración se engloban bajo el concepto de artificiales, estando comprendidos los mecánicos, físicos, químicos y mixtos.

En Europa se utiliza este tipo de depuración natural en países como Alemania, con aplicación en una gran superficie en Berlín; en Francia, en donde en 1875 habían hecho un proyecto de depuración para las aguas de París, donde el procedimiento ya se estaba aplicando en la llanura de Gennevilliers, también en Reims y sobre todo en Inglaterra.

Riego con aguas residuales en las llanuras de Gennevilliers, Francia.

En Estados Unidos, en Massachussets, estaba funcionando en 1887, una estación de depuración experimental conocida con el nombre de Lawrence, que permitía el estudio de un campo amplio de posibilidades de depuración —variación de caudal, distintos tipos y niveles de contaminación— y que demostraba que se podían tratar entre 44.000 y 350.000 m3 de aguas residuales por hectárea y año.

La otra posibilidad de depuración eran los métodos que se denominaban artificiales, en gran relación con los que se emplean para el consumo humano, y que se podían clasificar en cuatro categorías: procedimientos mecánicos, como la decantación o la filtración artificial; físicos, mediante el calor o la electricidad y químicos, añadiendo sustancias, como la cal o los permanganatos que permiten la coagulación y la precipitación. De entre todos ellos los más extendidos eran los procedimientos químicos, que se podían aplicar combinadamente con los mecánicos. Los ejemplos más significativos estaban operativos en Londres y Frankfurt sur-le-Mein. Los fangos que se producían se llevaban en barcazas a alta mar.

Aunque los mayores avances sin duda se han realizado en el último siglo, el esfuerzo de la humanidad por dominar el agua y adaptarla a su forma de vida, se cuenta por miles de años, y en mayor o menor medida, desde sus orígenes.

Enlace original: http://www.iagua.es/noticias/locken/17/02/08/pioneros-agua-historia?utm_source=Suscriptores+iagua&utm_campaign=2a0ffb1059-Semanal_11022017&utm_medium=email&utm_term=0_8ff5bc1576-2a0ffb1059-304810185

Vamos a por los sospechosos habituales de la muerte de 900 niños y niñas al día

Las enfermedades relacionadas con la falta de agua, saneamiento e higiene son responsables de 900 muertes de niños y niñas al día. Virus, bacterias, protozoos y helmintos encuentran en las zonas en las que no existen estos servicios un medio idóneo para su transmisión, y entre todos son responsables del 80% de las enfermedades en países en vías de desarrollo.

Mejorar el acceso a agua potable, el saneamiento y la higiene en hogares y comunidades es una de las armas principales para mejorar la salud infantil. A pesar de que tanto el agua como el saneamiento son derechos humanos reconocidos por Naciones Unidas desde 2010, 2.400 millones de personas todavía no disponen de un saneamiento adecuado, y 663 millones no tienen agua segura. Según UNICEF, lavarse las manos con jabón puede reducir la incidencia de la diarrea en un 40%.

La inversión en agua, saneamiento e higiene – no sólo en infraestructura, sino también en sistemas participativos y sostenibles de gestión para que nadie quede atrás y en programas educativos que promuevan buenas prácticas de higiene y saneamiento – es el mejor remedio para reducir las cifras de mortalidad infantil en muchas zonas del mundo, y romper el círculo vicioso que relaciona la vulneración de los derechos al agua y al saneamiento con la diarrea, la malnutrición y los problemas cognitivos y educativos que marcan a los niños de por vida.

El proyecto Ingeniería Sanitaria contra la mortalidad infantil abordará el problema en Manhiça (Mozambique) mediante una intervención integral que incluye el acceso al agua potable y al saneamiento y la promoción de higiene para reducir los factores de transmisión de las enfermedades diarrea. El proyecto, promovido por ONGAWA, trabajará simultáneamente en escuelas primarias y hogares para asegurar un mayor impacto, especialmente en la población infantil, mejorando la salud de 5.500 personas.

Con la colaboración del Instituto de Salud Global (ISGlobal) se medirá el impacto de la intervención tanto en términos de eficacia en la eliminación de patógenos en los pozos como de disminución de las infecciones digestivas que afectan a los alumnos de primaria, y finalmente sobre la reducción de enfermedades y muertes en la zona. Los resultados obtenidos permitirán asesorar a gobiernos locales y nacionales y hacer incidencia para que prioricen las inversiones en agua, saneamiento e higiene.

La Jornada Ingeniería y Cooperación, organizada en Madrid por ONGAWA junto al Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y el ISGlobal, abordará el impacto en la salud de las intervenciones de agua y saneamiento, y presentará el proyecto que ONGAWA llevará a cabo en Manhiça. La jornada contará con la participación de Fernando García Casas, Secretario de Estado de Cooperación al Desarrollo. Juan A. Santamera, Presidente del CICCP y Presidente de la Fundación Caminos, Ángel Fernández, Presidente de ONGAWA y Cristina Garmendia, ex ministra de Ciencia e Innovación. Miembro del Consejo Asesor de ONGAWA, entre otros.

Consulta el programa completo de la jornada Ingeniería y Cooperación.  Puedes inscribirte aquí.

Enlace original: http://www.iagua.es/noticias/ongawa/17/02/14/vamos-sospechosos-habituales-muerte-900-ninos-y-ninas-al-dia?utm_source=Suscriptores+iagua&utm_campaign=32eafe36b2-Semanal_18022017&utm_medium=email&utm_term=0_8ff5bc1576-32eafe36b2-304810185

Reutilización de aguas grises: Una práctica al alcance de todos

De todos es sabido que la población mundial crece y el estilo de vida que llevamos no invita a un consumo racional del agua, más bien todo lo contrario. Si la población sigue aumentando al ritmo actual, de los 7.400 millones actuales pasarán a ser 9.200 millones en el año 2050. Esto se traduce en una exigencia de agua potable que para entonces será extremadamente elevada, difícilmente sostenible, imposible. Según el último informe de Naciones Unidas 7.000 millones de personas sufrirán escasez de agua para el año 2050.

Por otra parte, el calentamiento global está produciendo una menor incidencia de lluvias en diferentes partes del mundo, siendo esta una de las mayores fuentes de agua potable. La actividad industrial, las erupciones volcánicas y terremotos contribuyen de forma importante en la contaminación de aguas subterráneas y ríos.

Con un panorama así, me pregunto: ¿somos conscientes realmente de todo el trabajo que hay detrás de ese grifo que abrimos en nuestra casa, para servirnos de agua potable?. ¿Hacemos un uso adecuado de ese agua?. Estoy segura de que la gran parte de las personas diríamos que no; un uso excesivo o inadecuado suelen ser los errores más comunes. ¿Por qué no se incentivan prácticas tan ventajosas como la de reutilizar las aguas procedentes de nuestros hogares?. Dejando aparte el impulso necesario que debe llegar desde las diferentes instituciones públicas competentes, en mi opinión, se hace también necesario impulsar aun más la concienciación social para que la implantación de actividades como la reutilización de las aguas grises, se convierta poco a poco en práctica cada vez más extendida, hasta llegar a considerarse totalmente necesario.

Como sabemos, entendemos por aguas grises, todas las aguas residuales domésticas que se generan en los procesos de un hogar, tales como la limpieza de utensilios, lavadora, baño, etc. excepto aquellas que provienen del inodoro. Estas aguas tienen una carga contaminante inferior a las aguas residuales y, por esta razón, su tratamiento es más simple.

La depuración de las aguas grises es de gran importancia ya que pueden ser regeneradas para reutilizarse como agua de riego de jardines o en la carga de cisternas de inodoros. Esta práctica tiene grandes ventajas desde un punto de vista medio ambiental, al mismo tiempo que supone un ahorro en el consumo.

Pero, cuantifiquemos de forma simplificada. La generación de agua en una vivienda de 4 personas es de unos 600 L/día. Esto significa que con el aprovechamiento de las aguas grises tenemos agua reciclada para el uso del inodoro de todo un año (38.000 L) así como también para el riego diario del jardín (100 puntos de goteo). Al mismo tiempo devolvemos al medio unos 140.000 L de agua de muy buena calidad.

Somos millones de personas las que desde nuestras casas podemos poner nuestro granito de arena ayudando a ahorrar agua potable, con pequeñas modificaciones en nuestro hogar y sobretodo, en nuestros hábitos diarios.

Existen multitud de aplicaciones diarias que no requieren de un agua de calidad potable y para las cuales, las aguas grises procedentes de duchas y lavamanos, convenientemente tratadas, son una alternativa eficaz y adecuada: cisternas de inodoro, riego, limpieza, etc. Aplicando la tecnología conveniente, se puede reducir un 40% el consumo de agua apta para el consumo humano de nuestros edificios, según la Guía Técnica Española de Recomendaciones para el Reciclaje de Aguas Grises en Edificios. Las aguas grises una vez tratadas, tienen en la actualidad múltiples ámbitos de aplicación, tanto en viviendas, uni o plurifamiliares, hoteles y residencias, polideportivos, edificios industriales, así como en grandes superficies, etc.

En cuanto a los sistemas de tratamiento a recibir por parte de estas aguas grises antes de ser reutilizadas, existen diferentes posibilidades: físicos, fisico-químicos, biológicos e incluso existe la posibilidad de reutilización directa, simplemente con la ayuda de aparatos sencillos para recoger el agua gris y enviarla directamente a los puntos de uso sin tratamiento previo y con ausencia o mínimo almacenaje.

En cualquiera de los casos, instaurar esta práctica en nuestros hogares no conlleva un fuerte desembolso económico y las ventajas son múltiples e inmediatas. Del mismo modo, la reutilización de aguas grises puede suponer un importante ahorro en el consumo de este medio dentro del sector industrial, ya que una gran parte de él depende fuertemente del agua pudiendo bastar, en muchas ocasiones con emplear agua regenerada (debidamente tratada con anterioridad) para llevar a cabo procesos tan generalmente empleados como los de limpieza, por ejemplo.

Una vez expresado mi razonamiento al respecto, finalizo planteándoos nuevamente una pregunta: ¿no os parece que ya es hora de cambiar nuestros hábitos con respecto al consumo de agua potable?. No parece lógico que en pleno siglo XXI, en un país desarrollado como es España, se derroche agua potable tanto a nivel doméstico como industrial, sin que se castigue por ello.

Una ley para obligar a bares y restaurantes a dar un vaso de agua gratis

La dueña de un restaurante sirve agua de grifo refrigerada a un cliente. PACO PUENTES / EPV

Eau de garraffe no es la última marca de perfume para el día del padre sino algo más importante: es la denominación del agua de grifo que en Francia es obligatorio poner a disposición de los clientes de bares y restaurantes sin coste alguno. Andalucía debería empezar esta primavera a tramitar la ley que establecerá, entre otras, esta obligación. Mientras tanto, Córdoba se ha adelantado y ha comenzado a distribuir entre locales y usuarios botellas de diseño exclusivo para promover el consumo del agua de la red municipal frente a opciones embotelladas o de bebidas edulcoradas.

La capital cordobesa y los 28 núcleos que la rodean han abanderado, de la mano de la Asociación de Operadores Públicos (Aeopas), la iniciativa para recuperar el papel del agua de todos. Con esta campaña consiguen varios objetivos: garantizar el acceso de los vecinos a un recurso fundamental, favorecer su consumo frente al de bebidas comerciales y mejorar el medio ambiente al reducir, con las botellas reutilizables, la generación de residuos.

La ley andaluza que prevé medidas similares está aún en fase de anteproyecto y tiene como misión principal la promoción de una vida saludable y una alimentación equilibrada. Entre las iniciativas previstas se incluye el acceso gratuito al agua potable en los centros educativos, lugares públicos y centros de ocio infantil así como la obligación de que las empresas de restauración ofrezcan agua refrigerada gratuita.

Córdoba va por delante y ya aprobó en pleno un Pacto Social por el Agua que incluye el fomento del uso del agua de grifo y la creación y mejora de fuentes públicas. También ha organizado un concurso de diseño para los nuevos envases.

Esta corriente tiene sus precedentes internacionales en ciudades como Praga (República Checa), París (Francia) Miami, Nueva York o San Francisco, en Estados Unidos, Melbourne (Australia) o Quebec (Canadá).

Ginebra (Suiza) ha vendido miles de botella para rellenar con agua de grifo que han permitido emprender proyectos de cooperación en Nepal, Camerún y Kenia. En París, uno de los lugares más a la vanguardia de esta corriente, cuentan con envases diseñados por Pierre Cardin y se han convertido en un recuerdo más para turistas. En España, antes que Córdoba, algunas ciudades se sumaron a este movimiento. Como Pamplona o San Sebastián.

El agua de grifo tiene una excelente calidad en la mayoría de ciudades por el continuo y exhaustivo control de todos sus parámetros. Además, se distribuye con un modelo de abastecimiento ecológico que no necesita consumir combustibles fósiles ni generar envases que incrementen la contaminación. También contiene minerales beneficiosos para el organismo, no sufre por condiciones inadecuadas de almacenaje, no caduca, es más ecológica, genera menos residuos y es más económica.

Enlace original: http://politica.elpais.com/politica/2017/03/14/diario_de_espana/1489492331_322596.html?id_externo_rsoc=whatsapp

1,7 millones de niños mueren al año por la contaminación medioambiental

La cifra da miedo. Una de cada cuatro muertes de menores de cinco años se produce por vivir en entornos poco saludables o contaminados. Son datos de la Organización Mundial de la Salud que revela que la contaminación del aire o del agua, el humo, la falta de saneamiento o de higiene son las causas por las que cada año fallecen 1,7 millones de niños en el mundo.

Heredar un mundo sostenible: Atlas sobre la salud de los niños y el medio ambiente es el título del primer informe que la OMS ha realizado sobre la influencia de la polución en las muertes de los menores de 5 años. En él, revela que las muertes más frecuentes son por diarrea, malaria y neumonía producidas por el impacto de los ambientes dañinos. 

“Un ambiente contaminado es mortal, especialmente para los niños pequeños”, dice la doctora Margaret Chan, directora General de la OMS. “Sus órganos y sistemas inmunológicos se encuentran en desarrollo, y sus cuerpos son más pequeños, igual que sus vías respiratorias, por lo que son especialmente vulnerables al aire y al agua sucios”.  Lo más alarmante es que el niño está expuesto desde antes de nacer. El daño puede comenzar en el vientre de la madre y aumentar el riesgo de un parto prematuro.

 Además, “cuando los niños y preescolares están expuestos a la contaminación del aire en interiores y exteriores y al humo de tabaco, tienen un mayor riesgo de neumonía en la infancia y un riesgo mayor de enfermedades respiratorias crónicas como el asma”, asegura dicho informe.

Las cinco principales causas de muerte en niños menores de 5 años están vinculadas al medio ambiente  

No contamine su futuro, otro informe sobre le impacto del medio ambiente en la salud de los niños, pone sobre la mesa una visión más general sobre cómo afecta la polución a la salud de los niños. Los datos son demoledores.

Todos los años más de 570.000 niños menores de 5 años mueren por infecciones respiratorias, como la neumonía, atribuible a la contaminación del aire interior y exterior y al humo de tabaco. Casi 361.000 niños menores de 5 años mueren debido a la diarrea, como resultado del mal acceso a agua potable, saneamiento e higiene; 270.000 niños mueren durante su primer mes de vida debido a condiciones que podrían prevenirse mediante el acceso a agua potable, el saneamiento y la higiene en establecimientos de salud, así como la reducción de la contaminación atmosférica.

Además, 200.000 muertes de pequeños menores de 5 años de malaria podrían prevenirse mediante acciones ambientales, como la reducción de sitios de reproducción de mosquitos o el almacenamiento de agua potable. 

“Invertir en la eliminación de los riesgos ambientales para la salud, como la mejora de la calidad del agua o el uso de combustibles más limpios, dará lugar a beneficios masivos para la salud”, añade la doctora María Neira.

En todo el mundo, entre el 11 y el 14% de los niños presentan síntomas de asma

Por ejemplo, los peligros ambientales emergentes, como los productos electrónicos que se reciclan incorrectamente, exponen a los niños a toxinas, lo que puede conducir a una reducción de la inteligencia, déficit de atención, daño pulmonar y cáncer, según el informe.

Con el cambio climático, las temperaturas y los niveles de dióxido de carbono están aumentando, lo que favorece el crecimiento del polen que se asocia con el aumento de las tasas de asma en los niños. En todo el mundo, entre el 11 y el 14% de los niños mayores de 5 años de edad, actualmente presentan síntomas de asma y un 44% de ellos están relacionados con exposiciones ambientales.

La contaminación del aire, el humo de tabaco, el moho y la humedad en interiores hacen que el asma sea más grave en los niños.  En los hogares sin acceso a servicios básicos, como al agua potable y al saneamiento, o vivir en un ambiente lleno de humo debido al uso de combustibles sucios, como el carbón o el estiércol para cocinar y calentar, provoca que los niños corran un mayor riesgo de sufrir diarrea y neumonía.

También están expuestos a productos químicos nocivos a través de los alimentos, el agua y el aire. Los productos químicos, como el fluoruro, plomo y mercurio, los contaminantes orgánicos persistentes y otros productos manufacturados. Y, aunque la gasolina con plomo se ha eliminado casi por completo en todos los países, el plomo sigue estando muy extendido en las pinturas, afectando al desarrollo del cerebro.

Enlace original: http://www.elindependiente.com/futuro/2017/03/06/casi-dos-millones-de-ninos-mueren-al-ano-por-la-contaminacion-medioambiental/