¿Por qué se mueren los peces en el cauce del Guadalquivir a su paso por Mengíbar?

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha abierto unainvestigación para determinar la causa de la muerte de peces en el cauce del río Guadalquivir a su paso por Mengíbar, aunque todo apunta al rápido desembalse de la balsa de la presa hidroeléctrica ubicada en el municipio con el fin de poder llevar a cabo trabajos de mantenimiento.

Según informó la Guardia Civil a Europa Press, los agentes del Seprona ya han recogido muestras de agua para su análisis y han realizado a pie una inspección río arriba para determinar la causa de la muerte de los peces y descartar posibles vertidos, aunque todo apunta a la apertura de las compuertas que han ocasionado el rápido vaciado de la balsa arrastrando todo el lodo que acumulaba.

El vaciado era necesario para poder llevar a cabo la sustitución de algunas piezas ubicadas a pie de las compuertas. De hecho, trabajadores de Endesa trabajan este miércoles en la presa para llevar a cabo dichos trabajos.

Es precisamente la cantidad de lodo lo que se baraja como la causa más probable de la muerte por la asfixia de los peces que se vieron atrapados. El suceso fue denunciado este martes por los propios vecinos de Mengíbar que fueron los primeros en dar este martes la voz de alarma, tal y como aparece recogido en el Diario Jaén.

Fuentes municipales confirmaron a Europa Press que peces muertos han sido ya retirados y el cauce del río se encuentra ya limpio. Desde el Ayuntamiento se van a pedir explicaciones a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ya que entienden que la acumulación de lodos prueba la falta de mantenimiento en el cauce del río. Es por ello por lo que el Ayuntamiento pedirá una limpieza exhaustiva para evitar más incidentes de este tipo.

Puede consultar la noticia original en el siguiente enlace.

El cambio climático se posiciona como la principal preocupación a nivel mundial

Una encuesta efectuada por el Pew Research Center (think tank con sede en Washington, EE UU) con entrevistas 45.340 personas de 40 países diferentes revela que el cambio climático es la principal preocupación a escala mundial.

 

El trabajo de campo del estudio fue elaborado entre los meses de marzo y mayo de 2015. A los encuestados se les solicitaba que manifestaran su grado de preocupación sobre siete problemas (el cambio climático, la inestabilidad económica, el ISIS, los ciberataques a gobiernos o empresas, las tensiones entre Rusia y sus vecinos y las disputas territoriales entre China y los países de su entorno).

 

A continuación, los investigadores utilizaron el porcentaje de gente que había asegurado estar muy preocupada por cada uno de los fenómenos para efectuar la comparación entre ellos. En 19 de los 40 países, el cambio climático aparecía en la primera posición.

 

Los datos más elevados se encuentran en Latinoamérica, donde un 61% de los habitantes asegura estar muy preocupado por dicho fenómeno. En Perú y Brasil, donde la deforestación es cada vez mayor, el porcentaje alcanza el 75%, tres de cada cuatro personas.

 

En 7 de los 9 países del África Subsahariana el cambio climático es el asunto que más preocupa a los encuestados, con una media total del 59%. Las cifras más altas se dan en Burkina Faso (79%), Uganda (74%), y Ghana (71%).

 

Asia, otra de las regiones más vulnerables, es la tercera zona el cambio climático es la principal preocupación. Aunque el porcentaje medio es del 41%, existen grandes desequilibrios entre países como India (73%) y Filipinas (72%) respecto a China (19%) o Pakistán (25%).

 

 

España, a la cabeza de Europa

 

Pese a que un 42% de los europeos aseguran estar preocupados por el cambio climático, en ningún país este ocupa la primera o la segunda posición en la lista de inquietudes de los ciudadanos. Esto se debe a los porcentajes aún más elevados que obtienen problemas como el ISIS o la inestabilidad económica.

 

También aquí destacan las grandes diferencias entre países, con España (59%) y Polonia (14%) como los casos más extremos.

 

Según enfatizan los autores del estudio, las diferencias ideológicas son especialmente pronunciadas. En el caso del Reino Unido, por ejemplo, el 49% de las personas con ideología de izquierdas aseguran estar preocupadas, frente a solo un 30% de los de derechas. Aunque con porcentajes no tan elevados, algo similar sucede en Italia, Francia y España.

 

 

Norteamérica, más preocupada por el ISIS

 

En Canadá y Estados Unidos, el número de personas que aseguran estar muy preocupadas por el cambio climático es proporcionalmente igual al de Europa, un 42%. Pero estas cifras quedan minimizadas al comparar con las obtenidas por otros asuntos, ya que ocupa el penúltimo lugar, superando únicamente a las disputas territoriales de China en Asia.

 

En Estados Unidos, la ideología es un factor incluso más decisivo que en Europa. Mientras que el 62% de los votantes del Partido Demócrata manifiesta su intranquilidad, solo el 20% de los republicanos asegura sentirse afectado.

gráfico del cambio climatico

gráfico del cambio climatico

 

Consulte la noticia original haciendo click aquí.

Watly: Una tecnología que combina wifi, depuración de agua y energía solar

El agua potable y la pobreza muchas veces no tienen mayor vínculo. La falta de este vital elemento produce enfermedades y aumenta la brecha de clases en todos los países. Por ello es que una empresa de Mataró ha diseñado a Watly: Una máquina económica que purifica el agua proveniente de cualquier fuente contaminada utilizando el sol como energía inagotable. Este dispositivo potabilizador de agua está hecho a partir de tecnología avanzada, pero a un bajo costo (permite que un litro de agua cueste un céntimo de euro).

Además, según sus creadores, es fácil de instalar y no necesita conocimientos técnicos ni mantenimiento. Otras características de Watly es que tiene funcionalidades adicionales comoproporcionar iluminación, calefacción y refrigeración, entre otros servicios. El dispositivo también desala eficientemente el agua del océano, purifica todos los patógenos del agua previamente contaminado, separa el agua de sustancias tóxicas y regula el pH del agua a los niveles correctos para uso doméstico. Como si fuese poco, el dispositivo también permite la conexión a Internet desde lugares donde no hay cobertura gracias a su conexión vía satélite. Por todo lo anterior, Watly podría ser una gran solución para implementarlo en áreas de desastres de terremotos o inundaciones, para hospitales de campaña, operaciones militares, u ONG en proyectos de ayuda humanitaria en lugares donde el agua potable se ha convertido en un lujo.

Consulte la noticia original aquí.

 

Ventajas de la calidad del agua en casa

Como ya hemos comentado en más de una ocasión, la calidad del agua en casa depende mucho también de la zona geográfica en la que se encuentre: la calidad del agua a lo largo y ancho de la geografía del país cambia bastante. Por ejemplo, en la zona de la cuenca mediterránea el agua es especialmente dura dada la naturaleza del subsuelo, con las consecuencias que ello conlleva.

Es importante para tu salud que conozcas las características del agua en la zona en la que vives. Si tienes sospechas de que el agua de tu casa es especialmente dura, por el color de la misma, por los restos de cal que deja, porque los electrodomésticos como las calderas, los lavavajillas o las lavadoras se estropean, entonces deberías solicitar la realización de un análisis del agua por parte de expertos.

Hoy en día existen soluciones tecnológicas que puedes instalar en casa para mejorar la calidad del agua, como los equipos de ósmosis inversa, con los que podrás disfrutar de agua de la máxima calidad y todas las garantías.

calidad-del-agua-lavavajillas

Beneficios para el hogar

  • Disponer de agua de calidad en casa desde el grifo, sin necesidad de comprar garrafas o botellas de agua, no solo es una opción más cómoda sino que también es más saludable y más respetuosa con el medioambiente. La opción de envasar el agua en botellas o garrafas implica generar toneladas y toneladas de residuos en forma de plásticos y en forma de emisiones de dióxido de carbono.
  • Instalar un equipo de ósmosis inversa en casa nos permite depurar el agua justo antes de que salga por el grifo. Es, por tanto, un comportamiento respetuoso con el medio ambiente, pero también con nuestro bolsillo. Los aparatos de ósmosis inversa convierten al agua dura en agua blanda, es decir, idónea para proteger las lavadoras, los lavavajillas, las cafeteras, etc… Esto es especialmente útil para el hogar pero también para los restaurantes, los bares, los hoteles, etc… Si tenemos un agua menos agresiva con los electrodomésticos podremos alargar su vida útil y ahorraremos dinero en reparaciones.
  • En ocasiones vemos que aparecen manchas blancas en la ducha o en la pica de la cocina. Son los restos de cal del agua excesivamente dura. Si pudiéramos tener agua blanda en casa ahorraríamos mucho tiempo y dinero en productos de limpieza. Un agua de calidad evita las calcificaciones en los azulejos, en las baldosas, en los grifos… Lo notaremos también en el lavavajillas. Cuando tenemos el agua dura, los platos y los vasos no salen completamente limpios, sino que siempre queda una película blanca de cal que conviene eliminar a posteriori.
  • Por otro lado, el agua de poca calidad resta la eficacia de la lavadora en el lavado de las prendas. Tendremos que usar, para compensarlo, más cantidad de detergente. En cambio, si en nuestra casa el agua es blanda, necesitaremos menos jabón para poder limpiar igual de a fondo. Igualmente, evitaremos comprar pastillas descalcificadoras para combatir la cal.
  • Si somos aficionados a la botánica estaremos de enhorabuena. Un agua que sea pura y que sea blanda es la más indicada para el cuidado de las plantas. Las plantas y las flores crecen más fuertes y sanas si el agua es de calidad.
  • Otro de los beneficios del agua de calidad es que nos permite mejorar el sabor de las bebidas y de los alimentos. Los que somos aficionados al café y a otras infusiones, sabemos que la calidad del agua es fundamental para conseguir una buena taza. Si disponemos de agua pura y de calidad, el sabor del té y del café mejoran, puesto que las características del agua hacen que se conserve el aroma. También lo notaremos especialmente en los cubitos de hielo.
  • Los que hemos tenido agua dura en casa sabemos que el agua con un exceso de cal provoca irritaciones en la piel. Cuando nos duchamos o bañamos, todos queremos salir con una piel suave y un pelo sedoso. Y con el agua dura no es posible, porque los problemas de la piel pueden incrementarse. El agua filtrada y alcalina procura un baño sano y placentero, sin el cloro que irrita la piel.

Y es que todos los especialistas dicen que el agua de calidad es la mejor para la salud, la belleza y el bienestar de la familia. Si tienes duda acerca de la composición mineral de tu agua, deberías consultar con tu laboratorio más cercano y salir de dudas.

Consulte la noticia original aquí.

Derecho al Agua: Usos incluidos en el Derecho Humano al Agua

El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, en la Observación General 15, precisa que no todos los usos del agua pueden considerarse amparados por el Derecho Humano al Agua. En este sentido, el Comité afirma que “El agua es necesaria para diversas finalidades, aparte de los usos personales y domésticos, y para el ejercicio de muchos de los derechos reconocidos en el pacto. Por ejemplo, el agua es necesaria para producir alimentos (el derecho a una alimentación adecuada) y para asegurar la higiene ambiental (el derecho a la salud). El agua es fundamental para procurarse un medio de subsistencia (el derecho a ganarse la vida mediante un trabajo) y para disfrutar de determinadas prácticas culturales (el derecho a participar en la vida cultural). Sin embargo, en la asignación del agua debe concederse prioridad al derecho de utilizarla para fines personales y domésticos. También debería darse prioridad a los recursos hídricos necesarios para evitar el hambre y las enfermedades, así como para cumplir las obligaciones fundamentales que entraña cada uno de los derechos del pacto”.

Por tanto, como indicábamos hace unos años en una publicación sobre este tema, debe entenderse que el acceso al agua es un derecho humano cuando se destina a los siguientes tres tipos de usos:

  • Usos personales y domésticos: son los que tienen prioridad máxima y dentro de ellos se entienden comprendidos:
    • Consumo humano: se refiere al agua destinada a bebida y alimento.
    • Saneamiento: se refiere a la evacuación de excretas humanas; el agua es necesaria dondequiera que existan medios de evacuación.
    • Colada: lavado de ropa para la familia.
    • Preparación de alimentos: incluye higiene alimentaria y la preparación de los mismos.
    • Higiene personal y doméstica: se refiere al aseo personal y a la higiene del hogar.

El Informe sobre Desarrollo Humano del PNUD de 2006 avalaba tales consideraciones al afirmar que el agua y el saneamiento son los impulsores más poderosos del desarrollo humano y que “carecer de agua y saneamiento es un eufemismo políticamente correcto para hablar de una privación que amenaza la vida, destruye las oportunidades y socava la dignidad humana”.

Asimismo, el mencionado informe señala que para los usos personales y domésticos se necesita un mínimo de 20 litros de agua por persona y día, aunque hay otras cuantificaciones que estiman una cantidad mayor, apuntando a los 50 litros.

  • Usos vinculados a la producción de alimentos en la medida en que esté destinada a evitar el hambre, a garantizar una alimentación adecuada (Derecho a la Alimentación), excluyendo la explotación agrícola como negocio.
  • Usos vinculados a garantizar el Derecho a la Salud y evitar enfermedades. En este sentido conviene recordar algunos datos que relacionan agua y salud:
    • El 80% de las enfermedades en los países en desarrollo están provocadas por un acceso poco seguro al agua y por un saneamiento inadecuado.
    • Cada año mueren más personas a causa de un agua insalubre que por muerte violenta, incluida la guerra.
    • Se calcula que se pierden 443 millones de días escolares al año debido a enfermedades relacionadas con el agua.
    • La mitad de las camas de los hospitales de países en desarrollo están ocupadas por personas que sufren enfermedades relacionadas con la falta de agua, saneamiento e higiene.

El nivel del mar podría aumentar 60 metros si se derritiera la Antártida

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) estima que aún quedan 10 billones de toneladas de reservas de petróleo, gas y carbón en el subsuelo. La quema de estos combustibles fósiles arrojará importantes emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, provocando un aumento de las temperaturas del océano y el consecuente deshielo de la Antártida. Pero, ¿qué pasaría si todo el continente helado se derritiera?

Un equipo internacional de científicos expone por primera vez las principales consecuencias de agotarse toda la reserva de hidrocarburos que aún está bajo tierra, que sería suficiente para derretir prácticamente toda la Antártida –y no solo la capa de hielo del oeste que se está fundiendo ahora–. La quema de esta energía fósil también pone en riesgo la pérdida del hielo de la capa oriental.

“La capa de hielo de la Antártida tiene la mayor capacidad para aumentar el nivel del mar. Si todo el hielo de este continente se distribuye por todo el océano, el nivel global del mar subiría de unos 58 metros”, declara a Sinc Ricarda Winkelmann del Postdam Institute for Climate Impact Research en Alemania y autora principal del estudio que se publica en Science Advances.

Según las simulaciones, el continente antártico se quedará sin hielo en unos 10.000 años si se queman todos los combustibles fósiles restantes. “La mayor parte de esta subida del nivel del mar pasaría en los próximos milenios”, indica Winkelmann.

Los investigadores estudiaron la evolución de la capa de hielo a lo largo de los últimos miles de años ya que el carbono persiste en la atmósfera milenios después de haber sido liberado. Descubrieron que el oeste de la Antártida se vuelve inestable si las emisiones de CO2 se mantienen en los niveles actuales durante los próximos 60 o 80 años.

“Esto representa únicamente entre el 6 y el 8% de toda la reserva de carbono que aún puede ser liberado si se quema toda la reserva de combustibles fósiles”, señalan los autores que advierten que esta región ya está inmersa en un proceso imparable de pérdida de hielo.

Las proyecciones revelan que el nivel del mar podría aumentar en 30 metros al final del milenio con el derretimiento parcial de la Antártida. “Esto implica un ritmo de unos tres centímetros al año, que es realmente rápido”, apunta a Sinc Ken Caldeira, coautor del estudio e investigador en la Carnegie Institution for Science (EE UU).

Según el científico, el trabajo no predice grandes aumentos del nivel del mar a lo largo de este siglo, por lo que los resultados de este análisis se ajustan las previsiones ya establecidas que pronostican un aumento del nivel del mar de 60 centímetros.

Ciudades e islas bajo el mar

En la actualidad, la Antártida contribuye al 10% del aumento generalizado del nivel del mar y por tanto se considera un contribuyente menor. No obstante, con el incremento de las temperaturas se prevé que el deshielo de las grandes masas de hielo del continente provoque importantes subidas del nivel del mar.

Tokio, Hong Kong, Shangai, Hamburgo y Nueva York son algunas de las grandes ciudades que se verían directamente afectadas por el este fenómeno. “El aumento de 30 o 50 metros del nivel del mar sumergirá muchas de las mayores ciudades del mundo que se sitúan cerca de la costa. En EE UU por ejemplo, casi todo el Estado de Florida se hundiría”, asegura Caldeira. Las inundaciones costeras estarán a la orden del día y afectarán a miles de millones de personas.

Pero para el equipo de investigación, la situación es reversible. “Para evitar el deshielo de la mayor parte de la Antártida debemos dejar la mayoría de los combustibles fósiles en el subsuelo”, informa el experto quien asegura que esto cambiaría por completo nuestros sistemas de producción de energía y consumo. “De este modo no usaremos el cielo como vertedero al emitir CO2”, subraya.

El estudio demuestra que si el aumento de las temperaturas no excede de los 2 ºC, el derretimiento del continente helado causaría incrementos del nivel del mar de tan solo unos metros y serían aún manejables. Sin embargo, un mayor calentamiento global podría remodelar las capas de hielo del este y oeste de forma categórica y cada décima de grado adicional acrecentará el riesgo de una pérdida total e irreversible del hielo de la Antártida.

Puede consultar la noticia original en el siguiente enlace.