España – Los pueblos sumergidos

Recuerdo que de pequeña, para ir a Asturias a pasar el verano, en el camino parábamos en el embalse de Riaño, en León. Mis padres comentaban que, bajo sus aguas, había “enterrado” un pueblo entero, excepto la iglesia y el cementerio, que habían sido traslados antes de la inundación del terreno a una zona más elevada.

Antiguo Riaño

El pueblo de antiguo Riaño fue inundado en 1987, en medio de unas dramáticas circunstancias. Los vecinos se movilizaron ante la construcción del embalse, con escenas tan trágicas como un suicido entre sus habitantes. Finalmente, un desalojo por la fuerza acabó con las esperanzas de sus últimos pobladores.

Nuevo Riaño

Yendo por otro camino hacia el Principado, también encontrábamos otro pantano que había engullido nada menos que 16 pueblos, el de Barrios de Luna (León). Arrévalo, Campo de Luna, La Canela, Casasola, Cosera, Lagüelles, Láncara de Luna, Miñera, Mirantes de Luna, El Molinón, Oblanca, San Pedro de Luna, Santa Eulalia de las Manzanas, Trabanco, Truva y Ventas de Mallo desaparecieron tragados por el agua en 1951. Cuando el nivel del embalse está bajo, aún pueden verse algunas de las edificaciones que ocupaban el terreno.

La historia de este tipo de poblaciones sumergidas suele ir asociada a manifestaciones populares y sobre todo, a muchas leyendas con tintes fantasmagóricos. En España hay aproximadamente unos 500 pueblos ‘fantasma’ bajo las aguas. Algunos de los más conocidos son:

  • Mansilla de la Sierra (La Rioja): este enclave se construyó en 1959 tras la finalización del embalse. El nuevo núcleo quedó a 300 metros del anterior.

  • El Burguillo (Ávila): el embalse de El Burguillo es uno de los más antiguos de España, con su presa construida en 1913 que inundó el pueblo ubicado el en fondo del valle.

  • Tragó de Noguera (Lleida): este ya extinto municipio catalán se esconde bajo las aguas de los embalses de Canelles y Santa Ana desde 1964.

  • Pantano del Ebro (Canabria): 1.900 vecinos de Medianedo, Quintanilla de Valdearroyo y La Magdalena tuvieron que desplazarse en 1947 tras la apertura de las compuertas del embalse, tras numerosas protestas vecinales.

  • Buendía (Cuenca y Guadalajara): las ruinas de Ercávica y Los Baños de La Isabela perviven el fondo de este embalse.

  • Aceredo (Ourense): recientemente, el antiguo Aceredeo ha emergido del embalse por una espectacular bajada de caudal, para sorpresa de los vecinos que tuvieron que abandonarlo en 1992.

Noticia extraída de: http://www.iagua.es/blogs/agueda-garcia-durango/pueblos-sumergidos?utm_source=Suscriptores+iagua&utm_campaign=cbb1948a17-&utm_medium=email&utm_term=0_8ff5bc1576-cbb1948a17-304810185

VIDEO: Instalación de piscinas de agua salada

En este artículo de nuestra página tratamos sobre la instalación de piscinas de sal, también llamadas de cloración salina.

A continuación podéis ver el vídeo en cuestión

Sonora: Caos económico en la tierra sin agua

“Traiga usted al diablo a Sonora, va a ver qué a gusto se queda”, dice Lucy detrás de unas gigantescas gafas de sol. Desde hace 26 días se sienta durante diez horas al día bajo una carpa en el centro del municipio de Ures para administrar un oasis compuesto por decenas de garrafas de agua color azul eléctrico. Aquí el sol castiga a quien sale de casa con 38 grados centígrados antes del medio día. En este infierno terrenal no hay agua desde que el pasado 6 de agosto la mina Buenavista del Cobrederramara 40.000 metros cúbicos de residuos tóxicos en el río Sonora y su afluente, el Bacanuchi, obligando al cierre de pozos de agua potable en lo que es hasta la fecha el peor accidente de la industria en el país. El agua envenenada no solo ha causadodaños ecológicos, sino que ha emponzoñado la economía local afectando a 23.000 personas de 43 comunidades de esta zona semidesértica al norte de México.

El operador de la mina, Grupo México, una de las empresas más importantes del país (reportó 1.716 millones de dólares de ganancias netas en 2013), ha contratado camiones cisterna e instalado puntos como el que atiende Lucy en siete municipios. En cada uno de ellos se regala diariamente agua purificada a un millar de personas que se acercan a pedir botellas o a llenar recipientes. “Sabemos desde cuando estamos, pero no hasta cuándo vamos a estar”, dice la encargada.

La incertidumbre comienza a carcomer a los habitantes de la zona. En los poblados de la ribera del río Sonora no hay miseria a la vista, pero tampoco bonanza. Son familias que se emplean como ganaderos, agricultores o pequeños productores. Uno de ellos, Marco Moreno, teme lo desconocido. El empresario autodidacta no sabía, hasta ahora, lo que era una crisis. Hace 17 años comenzó a fabricar jamoncillos, dulces de leche típicos de la región, con la receta de su suegra. Empezó vendiéndolos en la calle. Ahora da trabajo a 12 personas y exporta a ciudades de Estados Unidos con población latina.

El agua envenenada ha emponzoñado la economía local afectando a 23.000 personas de 43 comunidades

Hace unos días uno de sus vendedores en el Estado le regresó el producto casi intacto. “No lo quieren porque mi etiqueta dice que viene de la zona del río Sonora”, admite. Decenas de notas en periódicos y en informativos han equiparado con veneno a cualquier cosa que provenga de esta región. Desde hace un mes sus ventas han caído un 30% y ha despedido, de forma temporal, a ocho de sus empleados. Su fábrica, repleta de un olor dulzón que desprenden gigantescos cazos de caramelo cocinados a fuego lento, también ha dejado de producir dos días por semana. “Nunca había parado por falta de venta”, dice con resignación.

Toda la cadena productiva se ha afectado. A unos kilómetros de Ures, en Banámichi, los lecheros han tenido que arrojar al desagüe 24.000 litros de leche porque nadie la compra a pesar de que han gastado 500 dólares en analíticas para comprobar que su producto no está contaminado. Los queseros comienzan a apilar sus productos. La familia Fimbres tiene unos 4.000 en los ocho refrigeradores de su casa. “Nuestro nombre está por los suelos ¿Dónde quedó la reputación de todos los viejos que se partieron la madre por esta tierra?”, dice el lechero Cosme Jacinto mientras cierra los puños con fuerza.

Los poblados que forman la ruta del río Sonora fueron fundados por misioneros franciscanos y jesuitas en el siglo XVII. Los cronistas aseguran que desde 1650 la minería ya era importante en la zona. En la década de los ochenta del siglo pasado, cuando la mina era operada por el Estado mexicano, hubo al menos tres derrames tóxicos en el río. La situación del pasado agosto es más grave. El vertido de sulfato de cobre acidulado dio un tono ferroso a las escasas aguas de un río que solo tiene crecida una vez al año. El temor de los pobladores es que el débil caudal permita que los residuos tóxicos queden en los sedimentos, y que posteriormente estos contaminen los mantos. Los alcaldes de la zona han acusado a Grupo México de realizar una limpieza “cosmética” que no se ha realizado con apremio.

Un camión cisterna del Grupo México reparte agua casa por casa / L.B.

Todos los pozos que se encuentran a menos de 500 metros de distancia del lecho del río han sido cerrados. Esto ha dejado a los agricultores sin agua para regar sus tierras. Los principales cultivos de la zona como el cacahuete, la calabaza, el chile y la nuez, que deben cosecharse en otoño están en un momento crítico. “Si no se riegan esta semana se pierden”, señala Jesús Acuña, del municipio de Aconchi.

Jesús y otros de sus vecinos tomaron la carretera el miércoles 3 de septiembre en protesta por el incumplimiento del Gobierno. Hace un mes las autoridades les prometieron un pozo para la comunidad. A un mes de la crisis no se ha comenzado a perforar. “Nos estamos desesperando”, dice Celia Nares, que bloqueó la vía a 41 grados de temperatura.

Nuestro nombre está por los suelos ¿Dónde quedó la reputación de todos los viejos que se partieron la madre por esta tierra? Cosme Jacinto, lechero

El Gobierno de Guillermo Padrés, del conservador PAN, ha hecho del agua un tema político gracias a su proyecto estrella: un polémico acueducto que transvasa líquido a Hermosillo, la capital del Estado (700.000 habitantes) para combatir la escasez. Ha sido un capricho del destino que la más grave crisis que tenga que enfrentar esté relacionada con el agua.

Padrés ha puesto en marcha para combatir el grave impacto económico del derrame tres centros de acopio donde el Gobierno comprará a los agricultores sus productos para comercializarlos. Este miércoles, Alberto Vázquez fue uno de los primeros en llegar al centro de Arizpe, improvisado en la modesta biblioteca del pueblo. El campesino llevó 7.8 kilos de chiltepín, un chile local muy codiciado por el que recibirá 6.240 pesos (470 dólares). Aunque no tiene muchas opciones, considera que “perdió” en el negocio. “Aquí me pagaron a 800 pesos el kilo, cuando lo normal son 1.000 pesos”, dice.

Ismael Hurón, el anciano bibliotecario, ha quedado arrinconado en una esquina del edifico ante el despliegue del Gobierno, que ha llevado básculas, cajones y refrigeradores a la biblioteca. En su escritorio descansa un libro sobre tormentas y huracanes. “A ver si nos llega uno”, dice entre risas. Solo un diluvio de grandes proporciones puede salvar al infierno que no tiene agua.

Noticia extraída de: http://internacional.elpais.com/internacional/2014/09/06/actualidad/1410013295_090835.html

Bolsas de patatas fritas para llevar agua potable a Papúa de Nueva Guinea

Estudiantes ingeniería mecánica de la Universidad de Adelaide en Australia han diseñado un sistema de tratamiento de aguas de bajo coste y fácil de hacer, para las comunidades de Papúa de Nueva Guinea (PNG), que utilizan el papel de aluminio de los paquetes de las patatas fritas (“chips”) y tubos de vidrio.

El sistema utiliza la radiación UVA directa del sol para matar los patógenos en el agua, en una instalación de alimentación continua que puede hacerse con materiales “improvisados” y que se encuentran fácilmente disponibles en PNG.

“A nivel mundial, 780 millones de personas no tienen acceso a agua limpia y segura para beber, cocinar o lavar”, afirma el Dr, Cristian Birzer, Profesor de la Facultad de Ingeniería Mecánica, que supervisó a los estudiantes con el Dr. Peter Kalt.

El consumo de agua no tratada expone a las personas a una serie de contaminantes, incluidos los agentes patógenos fecales Se estima que 1,5 millones de personas – el 90% de ellos niños – mueren cada año por el consumo de agua no tratada o contaminada”.

El equipo trabajó con ChildFund Australia para conocer las condiciones locales en las tierras altas de Papúa Nueva Guinea. Muchos pueblos utilizan grandes tanques comunales de agua de lluvia para recoger agua en la estación húmeda, complementado con el agua del río en la estación seca. Ambas fuentes son propensas a los patógenos en el agua.

“Nuestra prioridad era desarrollar un sistema con, y no sólo para los usuarios finales”, dice el Dr. Birzer. “Queríamos algo que podríamos proporcionar directrices de diseño y dejar que las comunidades locales a construir e instalar sus propios sistemas utilizando materiales fácilmente disponibles que puedan ser mantenidos y substituyeron fácilmente”.

Los estudiantes – Michael vigilante, Harrison Evans, Mark Padovan y Anthony Liew – primero diseñaron y probaron un sistema utilizando materiales de alta calidad. Luego diseñaron, construyeron y probaron un sistema rudimentario hecho a mano, utilizando contrachapado, tubos de vidrio de alta densidad y láminas de plástico de polietileno recubierto con plástico metalizado (envoltorios de paquetes de chips), con una forma especial que reflejase la máxima cantidad de luz solar en el agua que pasa por el tubo de vidrio.

El sistema tiene un coste total de 67 dólares australianos, y los diseños han sido presentados a ChildFund en PNG.

Los rayos UVA del sol producen reacciones en el agua que dañan el ADN de los patógenos. Las pruebas para E. coli, en colaboración con el Dr. Connor Thomas en la Escuela de Biología Molecular y Ciencias Biomédicas, mostró que el sistema podía reducir las altas concentraciones del patógeno a niveles indetectables en el agua en menos de 30 minutos. 

“Este sistema puede tratar con éxito cerca de 40 litros en cuatro horas, y la clave es que está diseñado para ser modular, de manera que se pueden agrgar más módulos para mayores cantidades de agua”, dice el Dr. Birzer.

¿Cuál es el lugar más húmedo de la Tierra?

Mawsynram es un pequeño pueblo sirtuado en el estado indio de Meghalaya, al noreste del país. Este emplazamiento cuenta con el honor de ser considerado el lugar más húmedo de la Tierra, con una precipitación anual media de 11.872 milímetros y un excepcional año 1985 con 26.000 milímetros de lluvia, según el Libro Guinnes de los Récords. Para hacernos una idea de la magnitud, en San Sebastián oscila en torno a 1.600 mm/año.

A pocos kilómetros, la localidad de Cherrapunji (también conocido como Sohra) le sigue de cerca. De hecho, durante un tiempo ostentó el primer puesto de esta reñida lista. Actualmente, esta región aún conserva el récord mundial de mayor precipitación en un mes, puesto que recibió 9.300 milímetros de lluvias en julio de 1961.

Cartel en Cherrapunji.

Cataratas de las 7 Hermanas en Cherrapunji.

Sin embargo, el reinado de Mawsynram está en disputa con la municipalidad de Lloró, en Colombia, que tuvo una precipitación media entre 1952 y 1989 de 12.717 milímetros, y conLópez de Micay, también en Colombia, con una precipitación media entre 1960 y 2012 de 12.892 milímetros.

Lloró.

López de Micay.

Lo que está claro es que en estos lugares, la falta de agua no es un problema precisamente.

Noticia extraída de: http://www.iagua.es/blogs/agueda-garcia-durango/cual-es-lugar-mas-humedo-tierra?utm_source=Suscriptores+iagua&utm_campaign=d491bfbd88-&utm_medium=email&utm_term=0_8ff5bc1576-d491bfbd88-304810185

Dos muertos y 17 hospitalizados por un brote de legionela en Sabadell

Dos personas han fallecido y otras 20 han resultado contagiadas por un brote de legionela detectado en Sabadell (Vallès Occidental) en los últimos diez días, según informó ayer la Generalitat de Cataluña. Tres de los afectados ya han sido dados de alta y los otros 17 continúan ingresados en los hospitales Parc Taulí de Sabadell (12), General de Cataluña de Sant Cugat del Vallès (tres) y la Clínica del Vallès (dos), también en Sabadell. El Departamento de Salud explicó que los dos fallecidos tenían “factores de riesgo y patologías previas importantes”, que agudizaron la dolencia.

Los afectados, 12 hombres y 10 mujeres de edades comprendidas entre los 45 y los 94 años, empezaron a mostrar síntomas de pulmonía entre el 5 y el 15 de septiembre. La Agencia de Salud Pública de Cataluña da por hecho que, ante la acumulación de casos en unos pocos días, se enfrenta a un “brote comunitario activo”.

Los técnicos de la Generalitat buscan ahora el foco de contagio en las torres de refrigeración de la ciudad. Fuentes que investigan el brote explicaron ayer que “los casos están muy dispersos por toda la ciudad”. “No hay una localización clara de la zona en la que pueda estar el foco del brote, lo que está dificultando los trabajos de investigación”, añadieron las mismas fuentes.

La legionela está causada por una bacteria (legionella pneumophila) que puede encontrarse en el medio ambiente, en lugares comunes como zonas con agua estancada o en la misma tierra. La enfermedad, que no se transmite de persona a persona, se contagia al inhalar la bacteria cuando esta viaja en el interior de gotas de agua microscópicas que flotan en el aire. Al aspirarla, llega a los pulmones y se reproduce sin control. Por ello son las torres de refrigeración, fuentes y cualquier conducto de agua con salida a la atmósfera los focos que suelen causar los brotes de esta enfermedad.

La Generalitat recordó ayer que se puede beber sin ningún peligro el agua de los suministros públicos, tanto de los domicilios particulares como de las fuentes públicas. Asimismo, informó de que tampoco existe ningún riesgo por utilizar el agua de los conductos públicos para higiene personal o para cocinar.

La evolución de la dolencia, cuyo cuadro clínico es una infección pulmonar, como una neumonía o una pulmonía, suele ser favorable, aunque varía según los factores de riesgo de la persona afectada.

Los últimos casos registrados en Cataluña se remontan al mes de mayo de este año, cuando la Agencia de Salud Pública detectó tres casos de legionela en un hotel de Roses (Alt Empordà), que obligaron a cerrar el suministro de agua caliente del hospedaje. En agosto de 2013, otro brote de la enfermedad se saldó con 14 afectados en Granollers (Vallès Oriental) y varios municipios cercanos. Los mayores brotes registrados en España hasta la fecha han sido los de Murcia en 2001, con 600 afectados y seis muertos, y Alcalá de Henares (Madrid) en 1996, con 280 enfermos y 16 muertos.

Noticia extraída de: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/09/16/catalunya/1410887992_055233.html

Proponen reducir la escasez de agua en 35 años

La escasez de agua no es un problema sólo para el mundo en desarrollo. Técnicas de riego, hábitos industriales y residenciales combinados con elcambio climático están en la raíz del problema en los países industrializados.

   Pero a pesar de lo que parece ser un problema insuperable, de acuerdo coninvestigadores de las universidades McGill y Utrecht, es posible revertir la situación y reducir de manera significativa la escasez de agua en poco más de 35 años.

   En un nuevo artículo publicado en Nature Geoscience, los investigadores describen las estrategias en seis áreas clave que creen que se pueden combinar de diferentes maneras en diferentes partes del mundo con el fin de reducir efectivamente el estrés hídrico.

   El estrés hídrico se produce cuando más del 40 por ciento del agua disponible en ríos no está disponible debido a que ya se está utilizando – una situación que actualmente afecta a cerca de un tercio de la población mundial, y puede afectar hasta a la mitad de al final del siglo si el patrón actual de uso del agua continúa.

   Los investigadores separan seis áreas clave de la estrategia para reducir el estrés de agua, con “medidas blandas” que implican regadíos eficientes, mejoras en el uso doméstico e industrial, y elcontrol del crecimiento de la población. Otras se consideran “medidas duras”, que se centran en construir más embalses y una mayor desalinización del agua del mar

   Los investigadores creen que, si bien hay algunos factores económicos, culturales y sociales que pueden hacer que algunas de las medidas tales como el control de la población, éstas ofrecen el camino más realista hacia adelante en términos de reducción de estrés hídrico.

   “No hay una sola bala de plata para hacer frente al problema en todo el mundo”, dice el profesor Tom Gleeson, del Departamento de Ingeniería Civil de McGill y uno de los autores del artículo. “Pero, al ver el problema a escala mundial, hemos calculado que si cuatro de estas estrategias se aplican al mismo tiempo podríamos estabilizar el número de personas en el mundo que se enfrentan a la escasez de agua”.

   “Las reducciones significativas en las poblaciones con problemas de agua son posibles para el año 2050”, añade el coautor Yoshihide Wada, del Departamento de Geografía Física de la Universidad de Utrecht, “pero se requiere un fuerte compromiso y esfuerzos estratégicos”.

Noticia extraída de: http://www.europapress.es/ciencia/habitat-y-clima/noticia-proponen-reducir-escasez-agua-35-anos-20140829185918.html

Diamante para limpiar el agua de México

Un grupo de investigadores de laUniversidad Iberoamericana (UIA) ha decidido sumarse a la batalla por ladescontaminación del agua en México. Tras meses de trabajo, un equipo formado por ingenieros y químicos ha dado con un método para limpiar aguas contaminadas por los herbicidas más comunes utilizados en plantaciones y cultivos. Usando una diminuta capa de diamante y una potente carga electroquímica logran oxidar la materia orgánica de los herbicidas hasta convertirlos en dióxido de carbono y sales inorgánicas. Es decir, agua limpia, pero que aún necesitará el depurado convencional de las aguas municipales.

“Es un trabajo a largo plazo y muy contextualizado en los problemas nacionales del país. Por eso hemos empezado con el producto más tóxico y el más contaminante, el metil paratión”, apunta el Rubén Vásquez Medrano, director del equipo. El metil paratión es un compuesto químico con color amorronado, de aspecto parecido a la arena, que se usa como pesticida y herbicida sobre todo en soluciones líquidas. Su utilización es muy frecuente principalmente en la zona sur de México para floriculutra y en el cultivo el maíz o el frijol. El riesgo aumenta cuando ese líquido tóxico es arrastrado por la lluvia hacia las aguas superficiales como ríos, lagunas o presas.

La elección del diamante tiene que ver con su resistencia y sus formidables condiciones como conductor térmico. La cantidad de piedra preciosa es además ínfima. “Utilizamos una capa nanométrica. Por medio de una técnica de posición química del vapor le aplicamos mil grados de calor y se le inyecta metano. Así conseguimos sintetizar el diamante y aumentar su volumen a tres micras”, explica Vasquez. El eureka final aparece al añadir una pizca de boro, que aporta al diamante la condición necesaria de conductor de electricidad.

El metil paratión forma parte de la lista de productos peligrosos delConvenio de Rótterdam, un tratado internacional que pretende evitar que los productos químicos peligrosos dañen a la salud humana y el medio ambiente. Un producto ya en desuso en muchos países pero que en México, sin embargo, es aún muy común por su bajo precio y alta efectividad. Un reciente estudio de la UNAM recoge que “se ha detectado metil paratión en lagunas y presas de México en concentraciones que causaron daño fisiológico y bioquímico a crustáceos y peces. Se han encontrado cantidades del plaguicida en alimentos y en agua potables. El consumo humano de estos alimentos puede constituir un riesgo por su bioacumulación”. Según los parámetros internacionales para la gestión de productos químicos(SAICM en sus siglas en inglés), los efectos nocivos de este compuesto van desde las náuseas, vómitos o problemas respiratorios hasta espasmos musculares y entradas en coma.

“El principal problema del metil partión es que su proceso de biodegradación es muy lento. Tarda meses y esto provoca problemas con la fauna y flora. Además del riesgo de bañarse o beber agua contaminada. Porque aunque lo hiervas no se soluciona porque no es un microbio, es químico”, afirma Vásquez.

Trabajando con diferentes reactores en celdas electroquímicas los investigadores de la UIA han logrado acelerar ese lento proceso y limpiar dos litros de agua en cuatro horas. “Con la oxidación, el agua da oxigeno y el metil en parte se oxida y en parte se mineraliza hasta convertirse en dióxido de carbono gaseoso y sales inorgánicas inocuas”. En esas cuatro horas, la mineralización alcanza al 80%, por lo que pueden quedar algunos residuos intermedios. Pero el resultado es suficiente para conseguir agua que esté lista para el tratamiento convencional de las aguas municipales y de ahí al consumo humano.

“En dos horas más, se consigue mineralizar el 100%. Pero de esa manera se gasta más energía eléctrica. Aún no hemos terminado la investigación. Queremos optimizar el proceso y bajar el tiempo de procesamiento pero con la misma corriente”. Los planes para el futuro pasan por una planta para tratar entre 100 y 200 litros diarios de agua y emprender el ataque a otros compuestos químicos como el bentazón, paraquat y diquat.

Los mayores problemas de contaminación de agua en el país norteamericano se presentan en el Valle de México y el Sistema Cutzamala, seguidos por la península de Baja California. De acuerdo a los últimos datos proporcionados por el instituto público de estadística mexicano, Inegi, de 2010, la contaminación del agua fue la tercera causa de muerte en niños menores de un año, registrando 1. 277 fallecimientos.

El proyecto ha sido hasta ahora financiado íntegramente financiado por la UIA. Pero el equipo de investigadores se plantea buscar también recursos en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Concyt).

Noticia extraída de: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/08/29/actualidad/1409347494_332862.html

¿De dónde viene el agua?

Cuando la tierra era una masa de roca incandescente durante su formación, cualquier contenido de agua se habría evaporado y escapado sin el más mínimo problema. Una vez que el planeta se enfrió no se daban las condiciones apropiadas para la formación de agua, ergo tuvo que provenir del espacio exterior. Y a no ser que los extraterrestres que construyeron las pirámides hicieran un megatransvase en previsión de una visita posterior, lo más lógico es pensar que llegó a bordo de meteoritos que bombardearon la tierra. Hasta aquí es donde se ponen de acuerdo los científicos, si esos meteoritos procedían de fuera o dentro del sistema solar es todavía objeto de estudio y controversia.

¿Cuánta agua hay en el planeta Tierra?

Desde que llegó esa agua que permitió el desarrollo de la vida, la cantidad en la tierra ha permanecido constante, pero ¿cuánta agua hay en la Tierra?

El planeta está cubierto en su 70% de agua, por eso alguna vez se ha dicho que debería llamarse planeta “Agua”, y visto desde fuera parece que podría tener algo de razón.

Pero entonces llegó el servicio geológico de los Estados Unidos (USGS) y se le ocurrió hacer esta sencilla infografía, en la que se cogía toda el agua de la tierra y se representaba en forma de esfera, así podíamos comparar peras con peras, y manzanas con manzanas (bueno, más bien naranjas).

Esta imagen se hizo muy popular y nos ofrecía otra perspectiva desde la que no lo habíamos visto nunca. ¿Alguien sigue pensando que se le debía llamar planeta “Agua”? Lo cierto es que las primeras reacciones al ver la infografía es pasar de pensar en que en la tierra hay muchísima agua, a que hay relativamente poca, problemas de la perspectiva.

Si lo prefieres en números estas son las dimensiones de las esferas:

La mayor parte del agua dulce y líquida se encuentra en acuíferos, y parte de ella está tan profunda que no podemos tener acceso. Se dice que aproximadamente la mitad del agua subterránea se encuentra en zonas inalcanzables, es muy complicado hacer este tipo de estimaciones como es lógico, pero este es otro tema.

¿Es mucho, es poco? Al menos las dos pequeñas que corresponden al agua dulce no parecen gran cosa, sobre todo comparado con un país tan grande como Estados Unidos, ya podrían haberlo hecho sobre España que la tenemos un poco más “medida”. Pues deseo concedido, a ver si ayuda.

Al menos la pequeña definitivamente parece muy pequeña, que todos los ríos y lagos del mundo quepan en esa “canica” parece imposible. Por ejemplo el rio Amazonas en época de lluvia se extiende hasta los 48 km de ancho y tiene más de 7.000 km de longitud, a su vez el Lago Superior, entre Canadá y Estados Unidos, tiene una longitud de 616 km y una superficie de 82.412 km2.

Aquí viene otra vez el problema de la perspectiva, estamos comparando masas de agua de las que hablamos en dos dimensiones (superficie, longitud y anchura) con una masa de agua en tres dimensiones (una esfera). El Lago superior tiene una gran superficie pero una profundidad media de 90 metros y una máxima de 406 metros, mientras que nuestra canica tiene una profundidad máxima de 56.200 metros. Lo que nos falla es la tercera dimensión, la altura, ¿y si lo vemos desde este otro punto de vista?

Esfera de agua correspondiente a ríos y lagos. 56.2 km de diámetro. Elaboración propia

La altura de la esfera sería más de seis Everest uno encima de otro. Si recordamos el famoso salto de Alex Baumgartner y como se veía la curvatura de la tierra podemos empezar a hacernos una idea de la altura que tendría esta esfera, ¿a qué ahora no parece tan pequeña?

Y si la pequeña no es tan pequeña, ¿cómo será la mediana?

Esfera de agua correspondiente a agua dulce y líquida. 272 km de diámetro. Elaboración propia.

A partir de los 200 km empieza la denominada órbita baja terrestre, hasta los 2.000 km, en la que orbitan los satélites artificiales. Desde la estación espacial internacional (ISS), se tendría una impresionante visión de esta gigantesca esfera.

Como podemos observar todo tiene muchos puntos de vista, pero lo que es cierto es que por más infografías o cálculos que hagamos, tener un orden de magnitud de fenómenos a una escala tan diferente a la humana es muy complicado, pero muy curioso.

Noticia extraída de: http://www.iagua.es/blogs/luis-martin-martinez/donde-viene-agua?utm_source=Suscriptores+iagua&utm_campaign=d3d0b58c4c-&utm_medium=email&utm_term=0_8ff5bc1576-d3d0b58c4c-304810185

Tormentas tropicales y sequías extremas: ¿Cómo era el clima en la península ibérica?

  • Las primeras medidas meteorológicas de la Península se tomaron en 1724, justo el año en que pasó por Portugal una de las peores tormentas conocidas. Más tarde, en 1815, se sintieron en España los efectos de la erupción del volcán Tambora; y casi mil años antes, en el 898, una sequía en Al-Andalus fue tan severa que sus pobladores llegaron al canibalismo.
  • Son datos rescatados de viejos documentos por investigadores de la Universidad de Extremadura.

Los musulmanes ocuparon la península durante varios siglos, aunque el equipo se ha centrado en las crónicas disponibles entre los años 711 y 1010. En esos textos los historiadores árabes describían acontecimientos políticos y sociales, pero de vez en cuando se colaba algún evento climático con relevancia para la comunidad.

“Recopilando estos eventos podemos decir que ocurrieron importantes sequías en Al-Ándalus entre 748-754, 812-823 y 867-879, unos periodos en los que encontramos muchas referencias a sequías y hambrunas asociadas, que incluso hicieron que la gente emigrara hacia el norte de África”, apunta Domínguez.

Ocurrieron importantes sequías en Al-Ándalus entre 748-754, 812-823 y 867-879

El científico destaca la referencia más llamativa: “En el año 898 una sequía, probablemente corta pero muy severa, llevó a los andalusíes a practicar el canibalismo para poder sobrevivir, según algunos crónicas, aunque seguramente también influyeran otros factores socioeconómicos o epidemias”.

Otros datos revelan que el clima en Córdoba, una de las ciudades más importantes del mundo por entonces, mostró una mayor frecuencia de la nieve y el granizo en el período 971-975 respecto a las medias actuales. Este estudio se ha publicado en la revista The Holocene.

“Conocer el clima del pasado es importante para entender la variabilidad de todo el sistema climático, que tiene subsistemas interactuando entre sí a escalas diversas y va mucho más allá de los registros meteorológicos ‘oficiales’ de los últimos 150 años, que además están afectados por la quema de combustibles fósiles y no reflejan la variabilidad climática natural”, dicen los autores, que recuerdan: “Muchas de las observaciones que hicieron nuestros antepasados están esperando en los archivos y bibliotecas a ser rescatadas”.

Extracto de la noticia: http://www.iagua.es/noticias/espana/agencia-sinc/14/09/03/tormentas-tropicales-y-sequias-extremas-como-era-clima?utm_source=Suscriptores+iagua&utm_campaign=8bb722bf54-&utm_medium=email&utm_term=0_8ff5bc1576-8bb722bf54-304810185