Ventajas de la calidad del agua en casa

Como ya hemos comentado en más de una ocasión, la calidad del agua en casa depende mucho también de la zona geográfica en la que se encuentre: la calidad del agua a lo largo y ancho de la geografía del país cambia bastante. Por ejemplo, en la zona de la cuenca mediterránea el agua es especialmente dura dada la naturaleza del subsuelo, con las consecuencias que ello conlleva.

Es importante para tu salud que conozcas las características del agua en la zona en la que vives. Si tienes sospechas de que el agua de tu casa es especialmente dura, por el color de la misma, por los restos de cal que deja, porque los electrodomésticos como las calderas, los lavavajillas o las lavadoras se estropean, entonces deberías solicitar la realización de un análisis del agua por parte de expertos.

Hoy en día existen soluciones tecnológicas que puedes instalar en casa para mejorar la calidad del agua, como los equipos de ósmosis inversa, con los que podrás disfrutar de agua de la máxima calidad y todas las garantías.

calidad-del-agua-lavavajillas

Beneficios para el hogar

  • Disponer de agua de calidad en casa desde el grifo, sin necesidad de comprar garrafas o botellas de agua, no solo es una opción más cómoda sino que también es más saludable y más respetuosa con el medioambiente. La opción de envasar el agua en botellas o garrafas implica generar toneladas y toneladas de residuos en forma de plásticos y en forma de emisiones de dióxido de carbono.
  • Instalar un equipo de ósmosis inversa en casa nos permite depurar el agua justo antes de que salga por el grifo. Es, por tanto, un comportamiento respetuoso con el medio ambiente, pero también con nuestro bolsillo. Los aparatos de ósmosis inversa convierten al agua dura en agua blanda, es decir, idónea para proteger las lavadoras, los lavavajillas, las cafeteras, etc… Esto es especialmente útil para el hogar pero también para los restaurantes, los bares, los hoteles, etc… Si tenemos un agua menos agresiva con los electrodomésticos podremos alargar su vida útil y ahorraremos dinero en reparaciones.
  • En ocasiones vemos que aparecen manchas blancas en la ducha o en la pica de la cocina. Son los restos de cal del agua excesivamente dura. Si pudiéramos tener agua blanda en casa ahorraríamos mucho tiempo y dinero en productos de limpieza. Un agua de calidad evita las calcificaciones en los azulejos, en las baldosas, en los grifos… Lo notaremos también en el lavavajillas. Cuando tenemos el agua dura, los platos y los vasos no salen completamente limpios, sino que siempre queda una película blanca de cal que conviene eliminar a posteriori.
  • Por otro lado, el agua de poca calidad resta la eficacia de la lavadora en el lavado de las prendas. Tendremos que usar, para compensarlo, más cantidad de detergente. En cambio, si en nuestra casa el agua es blanda, necesitaremos menos jabón para poder limpiar igual de a fondo. Igualmente, evitaremos comprar pastillas descalcificadoras para combatir la cal.
  • Si somos aficionados a la botánica estaremos de enhorabuena. Un agua que sea pura y que sea blanda es la más indicada para el cuidado de las plantas. Las plantas y las flores crecen más fuertes y sanas si el agua es de calidad.
  • Otro de los beneficios del agua de calidad es que nos permite mejorar el sabor de las bebidas y de los alimentos. Los que somos aficionados al café y a otras infusiones, sabemos que la calidad del agua es fundamental para conseguir una buena taza. Si disponemos de agua pura y de calidad, el sabor del té y del café mejoran, puesto que las características del agua hacen que se conserve el aroma. También lo notaremos especialmente en los cubitos de hielo.
  • Los que hemos tenido agua dura en casa sabemos que el agua con un exceso de cal provoca irritaciones en la piel. Cuando nos duchamos o bañamos, todos queremos salir con una piel suave y un pelo sedoso. Y con el agua dura no es posible, porque los problemas de la piel pueden incrementarse. El agua filtrada y alcalina procura un baño sano y placentero, sin el cloro que irrita la piel.

Y es que todos los especialistas dicen que el agua de calidad es la mejor para la salud, la belleza y el bienestar de la familia. Si tienes duda acerca de la composición mineral de tu agua, deberías consultar con tu laboratorio más cercano y salir de dudas.

Consulte la noticia original aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *