¿QUÉ PASA SI DEJAMOS DE CONSUMIR AGUA?

Aunque sabemos que el agua es un recurso importante y necesario, nunca nos hemos llegado a plantear que sucedería si dejamos de consumirla. Cuando hablamos de que el agua es vida no lo hacemos exagerando; gracias a la gran cantidad de productos que hay actualmente y a su componente clave que es el agua, aunque no bebamos concretamente agua estamos hidratándonos. Pero… ¿qué pasa si erradicamos el agua de todos esos productos y de nuestra dieta en general? ¿Cuánto tiempo podríamos vivir sin agua? ¿Qué pasaría?

En  primer lugar debes saber que la carencia de agua es una carencia de la hidratación del cuerpo, por lo cual, si estamos sintiendo sed en algún momento del día eso significa que ya hemos perdido una gran cantidad de agua de nuestro organismo. Entonces, ¿qué pasaría si ya en esos momentos no nos hidratamos? Deshidratarse es algo que ocurre con muchísima facilidad, es incluso peor que el hambre. El medio de días de supervivencia sin beber agua es de dos a tres días. Por lo cual, estamos hablando de un recurso que más que necesario es imprescindible para la vida, por lo que tenemos que ser responsables con dicho recurso y con su consumo. En determinadas épocas como verano es incluso más necesario su consumo ya que algunos factores como la sudoración concluye con la pérdida de líquidos.

Por ello, aquí tenéis algunos trucos para beber más agua en verano y que no corramos riesgo de dehidratarnos:

  1. Lleva siempre una botella de agua. Lleva una botella de agua en el maletín hace que siempre que notemos el más mínimo grado de deshidratación podamos consumirla.
  2. Ponte alarmas para que no se te olvide consumir agua.
  3. Bebe un vaso de agua cada mañana antes de levantarte.
  4. Bebe otro tipo de productos como infusiones o zumos que lleven una cantidad de agua elevada.

Todos debemos tener una hidratación intensa, pero aquellas personas con un  IMC alto necesitan una mayor hidratación, al igual que las personas con enfermedades. Aquellas personas con sobrepeso también deben consumir más agua, ya que pierden más líquidos que las demás personas.

Como vemos, la carencia en el consumo de agua puede tener consecuencias negativas, por lo que si seguimos los consejos y nos mantenemos hidratados no tendremos por qué tener ningún problema.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *