LO QUE CREEMOS SOBRE EL CONSUMO DE AGUA

Son muchas las teorías que se nos plantean sobre el agua. Cada día nos hacemos preguntas sobre rumores que escuchamos o vemos aisladamente por Internet o por nuestros familiares. ¿el agua adelgaza? ¿modifica la digestión? ¿retenemos más líquidos? ¿es perjudicial tomar agua mientras comemos?

Cada una de estas preguntas tiene su respuesta, y es que no siempre es tan radical como lo que solemos escuchar, el agua siempre es saludable, es la sustancia más importante para la supervivenvia del ser humano y a la vez uno de los que más se malgasta.

El agua en general no adelgaza.

El agua, aunque sea una sustancia sin ningún tipo de calorías no hace que adelgacemos. El adelgazamiento ocurre debido a que nuestro estómago queda saciado si tomamos agua antes de comer, provando una disminución en nuestro apetito y como consecuencia, haciendo que comamos menos y tomemos una menor cantidad de calorías.

Bebiendo agua retenemos más líquido, el mayor error.

Esto es completamente falso, y es que ocurre todo lo contrario, lo que podemos llamar efecto rebote. ¿qué queremos decir con esto? Sin ingerimos poca agua o dejamos de consumir debido a que no queremos retener líquido, lo que ocurre es que el cuerpo activa el modo de autodefensa que hace que se liberen más líquidos y como consecuencia se retengan, por lo tanto, para no retener líquidos tenemos que hacer todo lo contrario, beber más cantidad de agua.

Comer con agua es perjudicial para nuestro organismo.

Otro gran mito que conocemos es el de que si consumimos agua a la vez que estamos comiento influye negativamente en nuestros jugos gástricos y con lo cual perjudica nuestra digestión.  Aunque tiene parte de razón no se puede afirmar que sea perjudicial para nuestro organimo, es decir, aunque si sea cierto que beber agua mientras comemos influye de una forma u otra a los jugos gástricos no hace que influya de forma negativa en la disgestión. De hecho, es recomendable añadir a nuestra dieta alimentos que tengan un contenido elevado de agua para así mantenernos también hidratados en la comida (ver listado de los alimentos que más agua contienen). Siempre será mejor comer con agua que con otro tipo de sustancias como refrescos o cerveza que producen el efecto contrario, provocan más sed. Además también tenemos que tener en cuenta que muchos de nuestros organos vitales necesitan el agua para su supervivencia, y el estómago también es uno de ellos.

Entonces, ¿cuál es la conclusión? Podemos consumir perfectamente agua durante la comida, pero siempre de forma pausada y relajada para que no haya síntomas perjudiciales. El consumo de agua es siempre recomendable, ya que es una sustancia vital para el organismo, éste está formado por alrededor de un 70% de agua y jamás podemos dejar de consumirla.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *