El cloro

A todos nos ha pasado que cuando estamos mucho tiempo en la piscina se nos irritan los ojos, con su consecuente incomodidad, a pesar de tener los ojos cerrados mientras nadamos. Esa dolencia es provocada por el cloro de la piscina, pero ¿Qué es el cloro y para qué se utiliza? El cloro es un compuesto químico que se utiliza en las piscinas para desinfectarlas, evitando que en estas aparezcan  gérmenes. El cloro es efectivo y fácil de incorporar al agua. Entonces ¿Cuál es el problema del cloro?

Exposición al cloro

El problema del cloro es que, en exposiciones prolongadas, puede provocar problemas de salud, como puede ser problemas respiratorios, problemas en la piel y en el pelo. Según indica Carolina Medina, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), las personas con piel atópica son las personas con más riesgo, ya que “tienen una alteración en la barrera de la piel que ocasiona una pérdida de agua a través de la epidermis que produce sequedad de la misma y susceptibilidad a la penetración de sustancias causantes de irritaciones en la piel”. Asimismo, cualquier persona puede padecer problemas en la piel si está expuesta durante un tiempo prologando a concentraciones de cloro.

Los problemas respiratorios se producen a raíz de la inhalación de este elemento de forma prolongada. Las temperaturas altas, o el movimiento continuo en las piscinas interiores hacen que el cloro se evapore, quedando este compuesto en estado gaseoso en la superficie del agua. Cuando las personas van nadando, a su vez van inhalando el cloro con las bocanadas de aire, pudiendo llegar a producir problemas respiratorios en un futuro.

También puedo producir efectos perjudiciales en el pelo, ya que este puede cambiar la tonalidad del cabello, y provocar que se vuelva seco y quebradizo. La acción del sol junto con el cloro puede hacer que el pelo se vuelva blanquecino.

Cómo podemos solucionar el efecto del cloro

Se pueden tomar alguna medidas para intentar reducir los efectos del cloro de las piscinas en la salud. Estas son algunas de las medidas:

  • Darse una ducha tras salir de la piscina para eliminar el agua de la piscina que queda en la superficie de la piel.
  • Aplicar protector solar inmediatamente tras la ducha.
  • Tras el baño en casa, aplicar crema hidratante acorde con el tipo de piel.
  • Usar gorro de piscina.
  • Emplear champú y mascarilla con efecto hidratante para el pelo.

Es por estos efectos, que cada vez en más piscinas se están dejando de tratar sus aguas con cloro para salinizarlas. En Aquapurif somos expertos en Cloración Salina, con las últimas innovaciones y los equipos de mayor calidad. Si apuestas por cloración salina apuestas por ahorro, ecología, comodidad, seguridad y salud. Puedes ver nuestros distintos productos y solicitar un presupuesto pinchando aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *