Las personas necesitan gran cantidad de agua en su día a día, pero muchos de nosotros no estamos concienciados del gasto de agua que eso supone. En España consumimos de media 140 litros al día, según afirmaba Ecoembes en su post ¿Cuánta agua consumimos los españoles? Después de ver la media de nuestro consumo, es natural que pienses que hay que intentar reducir ese consumo desmesurado de agua. Para ponernos en situación, veremos cuanto consumen de agua algunos elementos de la casa.

Un grifo abierto al máximo puede consumir hasta 12 litros por minuto. Una lavadora llegar a gastar 90 litros por lavado mientras un lavavajillas puede usar 30 litros por cada uso. El tanque de un inodoro puede tener 10 litros (y hasta 15 litros para los modelos más antiguos). Aquí os vamos a dejar algunos consejos para reducir el gasto de agua considerablemente.

  1. Calcula el consumo de agua en casa

    Lo primero que debemos hacer es calcular cuánto consumimos de agua. Para ello basta con recopilar las facturas de casa de un año y sumar los metros cúbicos reales y dividir por el número de personas que viven en casa. Un metro cúbico son 1.000 litros. Esto nos hará ver donde estamos, y plantear las medidas que tenemos que tomar para reducir nuestro consumo.

2. Controla el tiempo en la ducha

En la ducha es donde más se puede ahorrar. El factor que debemos controlar para ahorrar agua es el tiempo. Realmente, con dos minutos tendríamos tiempo para una ducha completa. Un truquito de aprovechamiento es recoger el agua que se desperdicia mientras esperamos que se caliente. Es agua útil que desperdiciamos y podríamos reutilizar para regar, fregar o cualquier cosa que se nos ocurra.

3. Cortar el agua del grifo

Cortar el grifo para lavarnos las manos y los dientes, no dejar todo el rato el grifo abierto. Nos mojamos las manos, cerramos el grifo, nos enjabonamos y después nos aclaramos las manos.  Hacemos el mismo proceso para cepillarnos los dientes. Puede parecer que esto es obvio, pero hay mucha gente que deja el grifo abierto durante todo el cepillado.

También ocurre algo parecido cuando los hombres se afeitan. Dejan el grifo abierto para utilizar la presión del grifo para retirar los pelos de la cuchilla. Lo más adecuado es llenar parcialmente el lavamanos para ir enjuagando la cuchilla.

4. Cargar la lavadora al máximo por lavado

Usar la lavadora solo cuando esté llena. Una lavadora puede consumir hasta 90 litros por lavado. Si quieres saber cómo ahorra agua con la lavadora, te dejamos este artículo de Ideas y Ahorro.

5. No vaciar la piscina en invierno

No vaciar la piscina de casa o de la comunidad. Con el avance de las máquinas de cloración salina, los procesos de mantenimiento en las piscinas son menores, y menos costosos. Una piscina privada puede llegar a tener 70.000 litros, y los casos de las piscinas comunitarias, 5 veces más. Reduciremos el gasto de agua considerablemente si no vaciamos las piscinas.

6. Revisar la instación del agua

Revisar toda la instalación de agua periódicamente para evitar posibles fugas de agua.

7. Lavar los alimentos en un cubilete

Lavar las frutar y hortalizas en un cubilete de agua y no bajo el grifo, evitando un uso excesivo de agua.

8. Mini trucos para ahorrar agua sin notarlo

Mini trucos que también reducir bastante el consumo de agua:

Podemos cerrar parcialmente la llave de paso del agua de la casa. Solo un poquito. Apenas se notará la bajada de presión pero este mínimo cambio significara un menor gasto para casi todos los usos de la casa.

Lo segundo es ir a la ferretería más cercana o meterse en una tienda online y comprar nuevos filtros para colocar en todos los grifos de la casa. Estos atomizadores mezclan el agua con el aire y dan la sensación de tener la misma presión que antes a pesar de que este corriendo mucho menos agua que antes, casi la mitad. Son baratos. Para la ducha, el truco es poner un mango ahorrativo que funcione con el mismo principio.

El tercer truco es colocar una botella de plástico llena de agua en cada uno de los tanques de los inodoros. De esta forma, en cada descarga se usará menos agua.

Otra truco es instalar un depósito para recoger el agua de lluvia que sale de los canalones (en casas, adosados, terrazas), para disponer de agua para regar las plantas (por ejemplo).

Después hay otros cambios de más o menos complejidad que también ayudan mucho, como poner sistemas de grifos que se abren y cierran con una simple presión (tanto en los lavamanos con en la ducha), y por supuesto, en el momento de invertir en nuevos electrodomésticos, importa valorar el consumo de agua.

Si conoces algun truco más que se nos haya pasado por alto, no dudes en dejarlo en los comentarios!

Fuentes: INE, Ideas y Ahorro

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *