Alertan de que el agua del grifo no es apta para consumo humano en Maó

El agua que procede de la red de saneamiento en la ciudad de Maó no es apta para el consumo humano. Así lo confirma una carta enviada por la concesionaria Hidrobal a los vecinos, en la que se apunta que en las últimas mediciones -se realizan de forma periódica- se han superado los 50 miligramos de nitratos por litro.

Así, no se debe beber ni se debe utilizar para cocinar. Sí que se puede, sin embargo, utilizar para ducharse, limpiar la ropa y fregar los utensilios de cocina sin riesgo para la salud.Así, según determina el Real Decreto 140/2003 de 7 de febrero -que determina los niveles sanitarios de la calidad del agua para consumo humano- desde la firma califican el agua del grifo en la ciudad de Llevant como “no apta para consumo humano”.

La carta está fechada el 2 de agosto y firmada por elgerente de Hidrobal, Guillermo Carbonero. Algunos vecinos de la ciudad de Llevant la han recibido hoy.

Por último, desde la concesionaria afirman que no dudaran en avisar “si hay algún cambio en los niveles de nitratos” y explican que los vecinos interesados se pueden poner en contacto con la firma “por los canales habituales de comunicación”.

Optar por el agua embotellada

La situación causará un aumento del consumo de agua embotellada en la zona de Maó, aunque las mayoría de sus residentes ya están acostumbrados a adquirir garrafas y botellas en los supermercados. Una dinámica parecida ya se vivió hace algún tiempo y cabe recordar que se tardó bastante en volver a niveles de nitratos menores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *